miércoles, 5 de diciembre de 2012

PUENTES.



PUENTES

Puentes arqueados para mostrar su consistencia frente al discurrir. Simetría de orillas sobre las que se apoya un hombre frágil, que se mira en el agua para reconocerse.
 
En Praga, aquel abrazo fuerte en el Puente de Carlos para evitar palabras. Se moría la tarde y el fluir del Moldava arrastraba en sus grises las  transitorias sombras del pretil, al pie de las estatuas. Entonces te besé. Una orquesta de jazz sembraba música.
 
El ruido fuerte que propaga el asfalto sobre el Puente 25 de Abril nos sumió en el silencio. Yo pensaba en la Baixa y en Pessoa. Tú buscabas la calle del hotel. Parecía que hubiésemos llegado en el 78, llenos de desconcierto y juventud, sin que apenas supiésemos que la vida iba en serio.
 
Entre Buda y Pest, el Puente de las Cadenas, el más antiguo puente de la capital húngara pone sobre el Danubio el viejo reclamo de la solemnidad. Hoy lo cruzan mis hijas y mandarán mensajes desde un móvil. " Papá, llegamos bien. Hace buen tiempo. os echamos de menos".
 
Con metódica asiduidad crucé otras tardes el Puente de Toledo. Desde la glorieta de Marqués de Vadillo hasta Pirámides. Eran largos cursos de piano en el conservatorio. Yo consumía la espera en paseos y lecturas. El Manzanares emulaba un charco sucio que tiznaba de fango los hierros de las grúas. Por debajo del puente desplegaba su voraz intestino de caverna  la M-30.
 
En el Puente de Brooklyn vino a buscarme mi enemigo. El hombre de la prisa inagotable; el hombre de los sueños denegados; aquel que se repliega en mis contradicciones.
 
De atardecida un puente, que permite alcanzar otra ribera. 

 

8 comentarios:

  1. Me quedo con tus puentes, tus enemigos, pero
    siempre en el lado bueno, que para malo ya
    tengo yo el mío.
    precioso recorrido por tus puentes tan . . .
    arqueados, viejos y entrañables.
    Buen día y mejor puente. -nunca mejor dicho-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has captado de inmediato la urgencia de esta entrada. Todos mis compañeros salían de "puente" y yo recordé los muchos puentes que he cruzado estos años en ciudades desconocidas, siempre con la misma presencia al lado, siempre con un cuaderno en blanco junto a mí para poner palabras sobre el agua en curso.
      Un abrazo entrañable y feliz puente.

      Eliminar
  2. Sin duda, un bello itinerario por puentes imprescindibles, vistos con la mirada atenta y precisa del poeta.

    Lo dicho: feliz puente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaremos un día a Paco Castaño para que tienda un puente entre Toledo y Rivas; un puente de distancia reducida que permita unir tarde de charla y buena gastronomía. Un puente que aguante un futuro común de amistad y poesía.
      Abrazos

      Eliminar
  3. ¿Y el puente de la amistad??

    Un abrazo grande...

    ResponderEliminar
  4. El puente de la amistad no se cruza; llegamos a él para quedarnos. No lleva a otro lugar, deja un rincón permanente para compartir. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Feliz puente, bellas y sabias palabras.

    sr Puentes.
    http://www.reportedepuentes.com.mx

    ResponderEliminar
  6. Un saludo cordial y muy agradecido por tu comentario.

    ResponderEliminar