sábado, 6 de julio de 2013

FUERA DE COBERTURA.


 
Fuera de cobertura
 
   Llevo en línea de playa un par de días, sin otra ocupación que armar y desarmar artilugios diversos: sombrillas, tumbonas, libros forrados, mientras apunto estrategias dilatorias para no volver.
   Para alguien como yo, nacido y crecido en la tierra árida de la meseta, el mar nunca es un personaje secundario.
  Cada uno de sus movimientos lo confirma. Es cielo, es azul y huele a mar. Me quedo. Fuera de cobertura.

8 comentarios:

  1. Cubierto por el olor a mar. Perfecta cobertura. Disfruta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El diario me dejó la sensación de un encuentro pautado y lleno de confidencias. Ese es el mejor acierto de la autobiografía; el ser que se dibuja tiene una entidad tan próxima que parece un miembro más del vecindario.
      Alguna vez nos encontraremos con tiempo, "que tenemos que hablar de muchas cosas"
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Lo que más me impresiona del mar es su cadencia, a veces, me levanto temprano para ver la amanecida, después cierro mis ojos y deleito mis otros sentidos con la inmensidad que me rodea: la brisa tocando la piel, el olor a sal y mar, las olas con su concierto repicando una tras otra y ese regusto que te queda en la boca a los sabores de la mar.
    Y sobre todo, lo que tan bien apuntas: estar fuera de cobertura.
    Un fuerte abrazo. cuando estés bien morenito te haces una foto -ya sabes, por eso de las envidias- Bye Bye.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia, querido Paco, saber que tienes el mar al alcance de la mano. Su cadencia me llena de buenas vibraciones, como si fuésemos viejos amigos.
      Me traje algunos libros, ahora leo de forma distinta, con mucha más calma, los ojos se pierden en el azul como si fuesen alumnos distraídos.
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Amigo José Luis, sé que te va a gustar lo que te voy a decir, por eso te contesto y va al hilo de tu mención a los libros. A la par de "la sonrisa Etrusca" -la cual estoy leyendo capítulo a capítulo pues me ha enamorado el granjero Calabrés y le estoy dando tiempo para que se alargue por siempre- me he agenciado" Veinte poemas de amor y .... "de Neruda. aunque lo había leído en mi juventud, ahora es cuando lo estoy disfrutando -en verdad es que le encuentro mucho parecido a tu poesía, en el uso de la palabra y la estructura de los versos, tal vez esté equivocado pero así lo veo- en fin, disfruta que las vacaciones son largas . . . pero pasan deprisa.

      Eliminar
    3. Qué lectura más bien elegida. Claro que me gusta; es un libro que yo he leído con pasión adolescente. Porque el sentimiento afloraba en cada verso y latía detrás de las palabras un corazón desbocado.
      Alargar la lectura es preservar durante días la emoción del poema.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. ¿Fuera de cobertura, José Luis?
    Así camino yo conmigo a solas,
    colgado de mí mismo y, a destiempo,
    desconectado de mi voz y el mundo.
    Así asisto al paisaje cotidiano
    por el que me aventuro cada día.
    Sin ganas de palabras, sin un verso
    que ilumine el camino y me rescate.
    Fuera de cobertura. Los calores
    me tienen descompuesto, a la deriva,
    náufrago en la meseta, mientras sueño
    yo también con el mar, que está más cerca.

    * * *

    Otra cosa:

    Nubes: una pura delicia
    donde habitan saber y ligereza.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema redondo, querido Antonio, la verdad es que encuentro tantas afinidades con tu forma de entender el hecho literario que me gusta pensar que somos compañeros de pupitre.
      Es una delicia seguir conectados, Y ANTES DE QUE EL TIEMPO NOS DEJE MÁS LIGEROS DE EQUIPAJE DEBEMOS COINCIDIR EN ALGÚN SITIO.
      Gracias también por tus palabras sobre esas nubes del invierno.
      abrazos con mar cerca.

      Eliminar