miércoles, 9 de febrero de 2011

SIEMPRE LA CLARIDAD


   En su novela-ensayo Vida secreta escribe Pascal Quignard que "el invierno es una noción contenida de la noche". De ese paréntesis temporal en la umbría derivan la quietud y el repliegue hacia la caverna del yo. El entorno aparece en estado durmiente.
   La metereología de febrero está cambiando, como si ya buscara esa claridad de abril que viene del cielo. En las primeras horas, cuando inicio jornada en el instituto, alzo las persianas casi al completo. Mientras algunos alumnos entrecierran los ojos ante tanta claridad, yo no puedo disimular un estado de ánimo auroral cuando los rayos de sol inciden sobre mis apuntes de trabajo.
  La luz otorga utilidad visual a cada objeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario