miércoles, 17 de octubre de 2012

POESÍA PARA EL TERCER MILENIO.


Quien lo probó lo sabe: 36 poetas para el Tercer Milenio
LUIS BAGUÉ QUÍLEZ (Estudio y selección)
SUSANA RODRÍGUEZ ROSIQUE (Materiales didácticos)
Letras Última, Institución Fernando el Católico
Zaragoza, 2012
 
   Toda antología, ya se sabe, es una apuesta hecha con algunos criterios objetivos y otros aleatorios. Luis Bagué Quílez, profesor universitario, poeta y ensayista, propone en Quien lo probó lo sabe: 36 poetas para el Tercer Milenio  la nómina que traza la cartografía poética de nuestro tiempo.
   En este paréntesis, que integra a los nacidos entre 1962 y 1985, hay nombres con un itinerario creador relevante y otras voces que buscan todavía los parámetros de una estética singularizada.
   El prólogo permite recordar la evolución de las dos últimas décadas. En ese tiempo finisecular se superan algunas polémicas literarias y se amplían los estrictos límites de categorías terminológicas como “la poesía de la experiencia”, denominación que marcó el recorrido más determinante en los años noventa; poco a poco la senda figurativa se amplía con ángulos imprevistos de la realidad y del lenguaje. 
   También otras propuestas, como la poesía del silencio y la poesía metafísica, incorporan nuevos magisterios y evidencian mutaciones que atienden a matices novedosos.
    El modo más provechoso de explorar la personalidad diversa de los seleccionados es la lectura directa de los textos. El antólogo incluye un nutrido muestrario de poemas, ordenado por la cronología de su autor. Se inicia con Aurora Luque y finaliza con Elena Medel.
   Se ha discutido mucho sobre la ausencia de la poesía en los programas educativos, una realidad aparatosa y preocupante que hay que paliar con propuestas imaginativas. La edición incluye materiales didácticos elaborados por Susana Rodríguez Rosique para trabajar la poesía en el aula.
   Cualquier selección es siempre una casa abierta, un enfoque parcial, provisional e incompleto que el tiempo reajusta y modifica. Pero en este volumen están las líneas de fuerza de la poesía reciente, una meritoria representación del ajedrez literario actual. Con permiso de Lope, quien lo leyó, lo sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario