domingo, 15 de octubre de 2017

POÉTICA

Entre las ramas
Fotografía de
Javier Cabañero


POÉTICA

Preguntan mis amigos
-los pocos que me quedan;
aquellos que sospechan
que una sonrisa es triste,
los que cerca apuraron copas y adversidades,
los sitiados al norte por el mundo,
al sur por la cicuta cotidiana,
al este y al oeste por extraños,
semejantes en todo-
que cómo sobrevivo al triple salto
de escribir un poema
con los tiempos que corren.

Me tienta sumergirlos
en la desolación de una monografía
sobre los suplementos nacionales
(literarios, se entiente),
en la gélida hondura de mi espejo,
en la torre de Brainor,
o en la sección de libros
de grandes almacenes.
Mis amigos insisten,
y de nuevo un silencio
cicatero y reacio me contiene,
porque otra vez un verso
me ha sellado la boca
y oculta su mordaza
la posible respuesta.

     (De Población activa, Gijón, 1994)



18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Como tu sonrisa, María José, que pone en el domingo un destello de optimismo y amistad; la verdad es que necesitamos seguir creyendo que la poesía debe ser capaz de hacer un mundo más habitable. Con esa esperanza seguimos cerquita. Abrazos.

      Eliminar
    2. Me uno a esa esperanza. Abrazos

      Eliminar
    3. Es solo una cuestión de actitud, María José, los que viven en el fango tienen necesidad de limo; los que buscan agua solo tienen sed...Y yo soy de estos últimos. Hay tiempo para la esperanza, porque es un río fresquito que habita en cada identidad. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. A veces también yo me pregunto cómo sobrevivimos a esa maravillosa obsesión de la poesía. Y aunque he probado respuestas, y sigo ensayando razones que respondan, no acabo de dar nunca con la definitiva. Por eso, quizá, sigamos escribiendo. Mágnifico poema, maestro.

    Un fuerte abrazo desde un tiempo de otoño que no llega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola poeta, buenos días, y una alegría verte cruzar estos puentes de papel; como sabes, este nuevo tiempo está dejando frente a mi torpeza una cartografía que voy recorriendo poco a poco. Y ahí estamos, con la certeza de que nos veremos prontito para seguir sembrando afectos y versos, un destino asumido con gratitud y con esperanza...Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Paseo de nuevo por tus puentes que estrechan lazos, para que me dejes la agradable sensación de que siempre habrá un verso, que haga posible la lejanía de lo que carece de importancia, haciendo más imprescindible la belleza.
    Gracias Poeta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, pensé que te habías ido a la playita a disfrutar de estos días de sol que mantienen la sed en Castilla, como si fuese un páramo. Tanto afecto has sembrado que unas horas de silencio parecen siglos... Un fuerte abrazo siempre, María, para que ningún verso quede sin escribir...

      Eliminar
  4. Muy buena poética y sí , menos mal que tenemos poetas como tú que a pesar de los tiempos que corren todavía todavia nos dejáis grandes poemas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de corazón, Chelo, eres muy amable; no sé si la poesía puede borrar el rostro cejijunto y solitario de tanta gente, pero sí puede proponer una conversación en voz baja, un diálogo afectivo que abra un poco de luz en cualquier muro. Muy agradecido por tu comentario en estos puentes de papel. Bienvenida.

      Eliminar
  5. ¡Me encanta!
    "¿Cómo sobrevivo al triple salto de escribir un poema?"
    ¿Cómo?
    Abrazo sin cicuta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo sin cicuta, Gabriela, como un salto sin red... Que tengas un excelente fin de semana. Nos vemos prontito. Será un placer.

      Eliminar
  6. Yo creo que, precisamente, los tiempos que corren son la mayor razón para escribir un poema José Luis... y no sabes cómo me gusta éste tuyo.
    Un abrazo y buen comienzo de semana!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sandra, no sabes cómo agradezco tus palabras; hay que hacer de la poesía una luz para seguir al paso frente a la niebla espesa de lo cotidiano. En tu compañía siempre más fácil. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Espero encontrarme entre esos pocos amigos, que no serán tan pocos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los poetas exageran, Tracy, yo también; y naturalmente estás entre esos pocos amigos cuyo patrimonio de inmensa minoría siempre es multitud. Un gran abrazo.

      Eliminar
  8. Poetas los habrá siempre, gracias a dios. Qué buena energy me deja saber que aún existen poetas con el gusto por esa musicalidad que aporta la métrica de este triple salto (me ha encantado la imagen)

    Para algunos, sería imposible sobrevivir a la locura de estos tiempos sin la palabra.

    Un gusto de lectura y de blog.

    Espero convertirme en asiduo.

    Un saludo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tu afecto, Jonh, y naturalmente tienes en estos puentes de papel un lugar habitable para que sigas cerquita, si así lo deseas; la escritura poética en verso libre nunca debe olvidar los elementos esenciales del poema: el ritmo musical, las imágenes, la expresión cuidada y el no sé qué que queda balbuciendo que habita inadvertido entre los versos... Es un propósito que siempre obliga a buscar. Un fuerte abrazo.

      Eliminar