viernes, 21 de agosto de 2020

MINUCIAS

Algo de luz
(Navadijos, 2020)
Fotografía
de
Adela Sánchez Santana


A RAS DE SUELO


Hay apellidos que marcan.  Larsen ha sido siempre el personaje desapacible de "El astillero", la extraordinaria novela de J. C. Onetti. Parece que ahora también es el apellido de la incontinente Corina, un virus verbal que solo propaga indecencia ética, esa basura mediática que no tiene más crédito que una flatulencia intestinal.

Se ha constituido una plataforma de apoyo al emérito, no he leído la letra pequeña del entusiasta graderío. Por tanto, no sé si apoyan su nomadismo de alcobas o la acaparadora inspiración comisionista. 

Hay geografías afines, que ponen su toponimia a disposición de los visitantes ilustres. Paises del Golfo, por ejemplo.

Alarmante aumento del plantel negacionista, esa gente que llegó tarde a la inteligencia y no llegó nunca a la sensatez. Su discurso social es tan pernicioso que contamina el esfuerzo del personal sanitario y la sociedad civil. Sin más, un enjambre de virus mentales.

Qué lástima el escombro ideológico de Miguel Bosé. Esa fácil bohemia de los niños de papá y la necesidad inherente de seguir viviendo del relato ficcional y la notoriedad biográfica.

Hay quien busca cuerpo teórico al escrache. Es solo matonismo, estupidez y anticipo del conflicto. A ver si hay suerte y se aprende a distinguir entre la crítica política, siempre necesaria, y el derecho a la intimidad de nuestros mandatarios.   

De la paranoia de algunos líderes internacionales y de su incapacidad para afrontar la crisis sanitaria del virus lo más razonable es sembrar silencios, aunque sus actuaciones tendrán un torrencial fluir de vidas humanas. Qué perversión la ineptitud.

La inteligencia debe buscar respuestas tranquilizadoras, no sembrar las aceras de guijarros verbales.

No sé si acierto si ante algunos mensajes de cortesía digo la verdad; tal vez no, se puso de moda el cinismo en los albores de la vida social y sigue alumbrando a diario con su sol de circunstancias. Pero la verdad es que me preocupa mucho la otredad de la ética, el pensar que los comportamientos honestos son quehacer ajeno.

El frágil absoluto del yo acumula numerosos talones de Aquiles. Y la muerte lo sabe. por eso vence siempre.

(De Diario de verano)


6 comentarios:

  1. Pura verdad y elegancia en el decir.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tu lectura, Pepi, ver tu sonrisa cerca me arregla el día, porque entre tantas minucias, la amistad cobra un valor especial. Fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Hay que decir y decirlo bien querido amigo. Todo es pura verdad!!!Isabel Montero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Isabel, estoy seguro de que tu sensatez y tu afecto buscan esas vías de complicidad con la razón; en este tiempo tan desapacible qué necesario no perder el norte. Gracias y cuídate mucho. Fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Geniales y sensatas reflexiones con las que concuerdo. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido, siempre es una alegría pensar que todos buscamos el paso firme del pensamiento en el caminar por lo diario, los tiempos están extraños y es necesario que cada identidad aporte un poco de luz. Fuerte abrazo y bienvenida plena a estos puentes de papel.

      Eliminar