martes, 27 de diciembre de 2011

DESCONOCIDO

                                                       José Luis Morante. Foto de Thyzzar.

Leve recuerdo de aquel desconocido

Fue su lecho una noche
aquel rincón de fronda
donde acuden las sombras en tumulto.
Y su dormir tenía
el sello del futuro en cada gesto.
Al alba despertó;
se restregó los ojos ateridos
y caminó solícito al mañana.
Cómplice de su dicha alcé la mano,
y no supe seguirlo sino de pensamiento:
-Pues la jornada es dura
y no habrá nadie esperando tu vuelta,
lleva siempre, contigo,
una abundante provisión de fe.

      ( Del libro Rotonda con estatuas, 1990)

2 comentarios:

  1. Saludos José Luis y mis mejores deseos para el 2012. Recuerdos no entre desconocidos, sino entre amidos!

    ResponderEliminar
  2. pues no pillo qué o quién puede ser... además encuentro que retuerces el tiempo a lo steven spielberg:

    "...al alba despertó, se restregó los ojos ateridos y caminó solícito al mañana..."

    vale, al alba despierta, eso está bien - ya sabes lo que reza el dicho 'a quien madruga dios le ayuda', pero cuando dices que camina solícito al mañana... ¿ese mañana es el día siguiente al del alba, o es el mismo día del alba?, porque la cosa cambia bastante...

    ale un retorcido abrazo ;)

    ResponderEliminar