miércoles, 8 de febrero de 2012

INMA CHACÓN: TIEMPO DE ARENA.


Tiempo de arena
Inma Chacón
Planeta, Barcelona, 2011

   Inma Chacón abre Tiempo de arena, obra finalista del Premio Planeta 2011, con una cita de Joseph Conrad, un autor emblemático de la novela de personajes. Inma Chacón comparte con Conrad la prosa limpia y clara, la historia como telón escénico y la trama con abundantes ramificaciones y mínimos tiempos muertos, donde los protagonistas deben adaptarse a situaciones ambientales novedosas. Así ocurría en Las filipinianas, que es el vivero de identidades de Tiempo de arena.
   Toda realidad resulta superficial y engañosa; bajo su aparente calma oculta claves y secretos. La muerte de Xisca, la hija de Mariana, primogénita y heredera del marquesado de Sotoñal, a los veintinueve años, enferma de tuberculosis, plantea un interrogante que condicionará el posterior comportamiento de sus tías, Munda y Alejandra. Pero la narración emplea dos tiempos, el orden cronológico natural del presente y el salto atrás al pasado, el recurso a la analepsis que ralentiza el hilo argumental y clarifica los hechos. De la inmersión en el ayer nace el regreso de la familia a Toledo, tras la muerte del marqués, y el abandono de una larga historia de acontecimientos en Alejandría y luego en Filipinas, una colonia convertida en fermento revolucionario independentista que acaba en manos de Estados Unidos, tras el desmembramiento del imperio colonial español.
   Los verdaderos protagonistas de la novela son las tres hermanas. De ellas Mariana y Munda representan dos actitudes vitales enfrentadas. Mariana, la mayor, asume la tradición más estricta en una sociedad de clases; cree en la diferencia y en el privilegio y busca el apoyo de una jerarquía eclesiástica que bendice el poder y la riqueza y pide resignación a los desfavorecidos que sólo tienen derecho a la caridad y a la beneficencia; no deja que los sentimientos influyan en sus decisiones y siempre ejerce un dominio frío y controlado sobre sí misma. Munda, en cambio, opta por la libertad de ser, cree en la dignidad femenina y en los derechos de la mujer para ser autónoma y para adquirir un acervo intelectual que demuestre que la debilidad no es una razón de ser sino un lastre cultural.
   El choque entre ambas concepciones sociales es inevitable y el distanciamiento propicia vidas enfrentadas y rupturas de puentes comunicativos que afectan también a Alejandra, la hermana más pequeña, influida por la personalidad de Munda y por las ideas de Inés, una masona viuda que le inculta una inquietud intelectual que le lleva hasta la universidad para cursar la carrera de leyes.
   Como sucediera en Las filipinianas hay un fondo histórico realista que concede a la novela carácter de crónica de principios de siglo, cuando el país atraviesa una crisis sin precedentes que afecta a la monarquía, al sistema de partidos y a la concepción misma del hecho social por los movimientos obreros y por las primeras luchas emancipatorias de la mujer.
   En la estela realista de ficciones anteriores Tiempo de arena logra un detallado contrapunto ambiental que rememora la decadencia de una sociedad jerárquica a través de una saga familiar en la que languidecen usos y costumbres estamentales. En su resolución argumental adquiere primacía la profundidad moral de sujetos de acertada caracterización.   

11 comentarios:

  1. Hoy jueves, la autora, Inma Chacón, ha presentado TIEMPO DE ARENA en Rivas. Ha sido un acto literario entrañable: sala llena, un debate cordial, un buen puñado de libros vendidos y la sensación de que volvía la sonrisa a nuestras bocas, después de la nefasta sentencia a Baltasar Garzón, que a todos nos parece deleznable.

    ResponderEliminar
  2. Una vez más, José Luis, tuvimos la oportunidad de compartir ese espacio literario que tantas satisfacciones personales y profesionales me ha dado. El acto de ayer, junto a Inma Chacón, es la demostración de como la buena literatura siempre tiene éxito. Gracias por tus esfuerzos y tu trabajo tan generoso. Y a Inma Chacón también quiero transmitirla mi admiración y agradecimiento por su entrañable presentación de su libro, sin lugar a dudas, magnífico, y su cordialidad demostrada en esa preciosa sonrisa.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este encuentro con la voz de Inma Chacón, con su emotiva confesión de sagas familiares. Fue un recorrido entrañable por su palabra convertida en literatura, con sus tiempos de arena remansada en la angostura del reloj. Recuerdos y memoria que nos atrapan y nos hacen tomarle el pulso a la vida.
    José Guadalajara

    ResponderEliminar
  4. En efecto, fue un privilegio tener entre nosotros la presencia de Inma Chacón la noche del jueves. Nos apaciguó su voz tranquila, pausada, hablándonos de los vericuetos de una trama de novela que, da la impresión, es consecuencia de vivencias, recuerdos y el estudio de una época de la que no sabemos demasiado, pero que emociona conocer.

    Gracias por tu presentación y los trámites por que estuviera con nosotros la extremeña. Espero que haya sentido a gusto con nosotros.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. José Luis, fué una tarde repleta de sonoridad y armonía. La palabra de Inma, sosegada, dulce, firme y segura me transmitió esa empatía y cordialidad que nos proporciona la verdadera amistad, aun sin conocerla personalmente; tan cercana a todos nosotros...Su TIEMPO DE ARENA me recuerda la esperanza en la espera de lo que se ansía con verdadero anhelo. Ese reloj de arena que mide el tiempo, se paró ayer para disfrutar de su voz y su presencia. Felicidades, Inma. Gracias, Morante, por tu presentación y por haberlo hecho posible.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos por vuestras palabras. A José Luis por su hermosa reseña. Y a todos los asistentes al acto del jueves por vuestra cálida acogida. Para mí fue una tarde preciosa. Cada vez que voy a Rivas me traigo las ganas de volver, las ganas de quedarme y la envidia de lo que habéis conseguido allí. Una forma de vida llena de amigos, ilusión, cultura y, sobre todo, mucha humanidad. Enhorabuena! Es un honor compartir con vosotros

    ResponderEliminar
  7. Un trocito.
    Hasta la pócima, que espero que sea pronto.
    Un fuerte abrazo,
    Inma

    ResponderEliminar
  8. Queridos amigos, es un placer compartir la experiencia del encuentro con todos vosotros; esto no sería posible sin la generosidad de los amigos que dedican su tiempo a la literatura.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, para los interesados en la masonería femenina,uno de los subtemas más importantes de TIEMPO DE ARENA, les recomiendo el trabajo de JOSÉ BOLADO sobre ROSARIO DE ACUÑA. La escritora asturiana fue una de las primeras mujeres en ingresar en una logia masónica y el poeta y ensayista José Bolado firma un excelente estudio biográfico y edita su obra completa en ROSARIO DE ACUÑA Y VILLANUEVA. OBRAS REUNIDAS, KRK ediciones, 2008. Un trabajo de investigación imprescindible.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias a Jose Luis por sus gestiones que han hecho que pudiéramos disfrutar de un rato muy agradable lleno de buena literatura junto a Inma Chacón en "El Mirador Literario de Covibar".
    Y por supuesto muchas gracias a Inma por regalarnos su tiempo de arena y su sonrisa, tan escasos y tan preciosos en estos tiempos de vorágine y pesimismo generalizado.
    Y gracias a todos los que acudísteis a acompañarnos por ser partícipes y protagonistas de un momento único e irrepetible, que deseamos volver a repetir pronto...

    ResponderEliminar
  11. Estos jueves de letras cada día crecen con más fuerza, y el último, estar con Inma Chacón fue todo un lujazo!!!!

    ResponderEliminar