domingo, 4 de marzo de 2012

LA MÁGICA VARILLA DEL OLVIDO


LA MÁGICA VARILLA DEL OLVIDO

Hoy me ha besado el rostro
la mágica varilla del olvido,
y su contacto
me llena de poderes:
puedo tender la sombra de los sauces
en aquella ladera,
disipar los cansancios,
escribir con torpeza unas líneas de vida,
mellar el filo que siega la ternura
y... casi hacerte otra
que por siempre
te libere de ti.

(Así que puedes
-sonó el despertador-
sin miedo abrir los ojos )

    (De Rotonda con estatuas, Madrid, 1990)

3 comentarios:

  1. Hay días en que uno, efectivamente, siente esa "mágica varilla del olvido" muy cerca. En mi caso, hoy, a través de este hermoso poema con el que concuerdo y, con tu permiso, hago mío.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Querido Antonio, sabes como escritor que todo poema necesita la mirada cómplice del lector y es en ella donde encuentra su más pleno sentido.
    Esta composición pertenece a mi primer libro, ROTONDA CON ESTATUAS, del que apenas seleccioné textos para mi antología general, MAPA DE RUTA. La nostalgia me hace recuperar poemas que pertenecen a una época que ya sólo existe en la memoria; sin embargo, soy el que soy por sus raíces.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Querido José Luis: Tu bello poema me sugiere lo que en mi trabajo compruebo día a día: el olvido es una forma de memoria o, dicho de otra manera, no hay olvido completo ni triunfo total de la memoria. Gracias, un abrazo

    ResponderEliminar