viernes, 30 de marzo de 2012

LOS VIAJES



Los viajes

Las doce y treinta y seis.
El bar repleto de voces y de humo.
Qué trabajo callar en noches como ésta,
donde tanto podría hablar de mí.
Pero llegó el extraño de un país extranjero
y trajo esas monedas
que fulgen desvalidas en tus manos,
y libros,
y guedejas de una dulce nativa
que le vendiera amor por pocos dólares;
y tú no tienes ojos
sino para viajar a aquel lejano sitio
en minutos eternos.
Hasta que mis bostezos te desclavan
de tu perplejidad.

( De Enemigo leal, Sevilla, 1992)

3 comentarios:

  1. las cinco y veinte, quisiera viajar y viajar y despertar en un destino lejos de mi imaginación.

    Verte y escuchar: Mi perpleja mirada queda atónita ante tus palabras...

    ResponderEliminar
  2. Qué cosas... José Luis hablando en clave... por qué será, será...

    ResponderEliminar
  3. Querida Pilar, esas playas de cielo inmaculado, palmeras enhiestas y arena blanca existen. Son las playas que miras con el afecto generoso de siempre y en las que nos vamos acercando cada amanecer. Besos.

    ResponderEliminar