viernes, 28 de agosto de 2015

AIRES DE VUELTA

Costa de Oropesa del Mar
Fotografía de Adela Sánchez Santana
 

REGRESO
 
El mar en calma.
Escasa concurrencia.
Desplazamientos.

12 comentarios:

  1. Un Haiku muy sereno ( podría también ser sireno jeje) José Luis, me gusta!!
    Que tengas un feliz regreso.
    Besos!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sandra. es la mirada del turista de paso. Dejo en la costa un tiempo lleno de sensaciones que ahora buscan sitio entre los folios. Qué gustazo siempre sentir tu voz.Un abrazo entrañable.

      Eliminar
  2. Siempre se puede volver a empezar José Luis.
    Bienvenido a un nuevo Septiembre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de los que piensan que lo mejor de cada itinerario es el regreso. La casa espera. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. No sé si el wifi me permitió felicitarte, no me acuerdo. Por si acaso FELICIDADES y buen regreso.

    ResponderEliminar
  4. Tus palabras han sido una grata compañía en este tiempo vacacional. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Hola poeta; ya estoy en casa y con el regreso comienza la mejor jornada de otros viajes: el regreso a la rutina y a la casa abierta de nuevas lecturas. Abrazos y espero que haya sido fértil tu tiempo vacacional.

      Eliminar
  6. El mar de la casa; el mejor mar, querido José Luis.
    Un abrazo, poeta, y feliz comienzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto esa idea. La casa huele a identidad. Ahora llueve en Rivas y parece que agosto respira de otra forma. Este año nos vemos con el piano de Diego y con la gastronomía incontestable de Medina de Rioseco. Será un placer, grande, como la Tierra de Campos o la Moraña. Un saludo y muchas gracias por tu continuo estar.

      Eliminar
  7. Acaba el tiempo de tanto desplazamiento, aunque quizá nuestro lugar adecuado y preciso es el más cercano: una mesa, los papeles, ese puñado de lápices, el ordenador y unos cuantos y buenos libros. No es preciso nada más.

    "No es preciso que salgas de la casa.
    Quédate sentado en la mesa
    y escucha. Ni siquiera escuches, espera solamente.
    Ni siquiera esperes, permanece silencioso y solo.
    El mundo vendrá a ofrecérsete para que lo desenmascares.
    No puede hacer otra cosa."

    Franz Kafka
    (Preparativos de una boda en el campo)

    ResponderEliminar
  8. El paisaje doméstico no exige mucho. Solo la certeza de unos cuantos objetos cotidianos y la agenda dispuesta a un tiempo sedentario. Abrazos.

    ResponderEliminar