lunes, 17 de agosto de 2015

JACK KEROUAC. IDA Y VUELTA.

Los vagabundos del Dharma
Jack Kerouac
Anagrama, Compactos
Barcelona, 2010
(Séptima edición)


IDA Y VUELTA

   Elegí  la novela En la carretera, acaso el título más conocido de la generación  beat, como lectura de avión en mi último viaje a Florida, en marzo de 2015. La ficción de Jack Kerouac minimizó el trayecto y me permitió disfrutar del incansable deambular de personajes de ida y vuelta por las carreteras y ferrocarriles norteamericanos. Hoy concluyo otro título referencial, Los vagabundos del Dharma. Es una imagen autobiográfica de aquel inolvidable grupo en la   que son reconocibles los perfiles de Gary Sinder, Allen Ginsberg, Laurence Ferlinghetti  y el mismo Kerouac, que inspira las andanzas aleatorias de Ray Smith.
   Es una animada crónica de un tiempo marcado por una filosofía existencial de inspiración budista. Un ideario que promueve la fraternidad, el  contacto con la naturaleza, el rechazo a las convenciones sociales y la creencia en un tiempo personal en el que solo existe el ahora, un largo ahora que cierra los ojos y se duerme en un brumoso individualismo.
   Los vagabundos del  Dharma no ha perdido vigencia continúa siendo la guía de uso de una hacendosa  epigonía que todavía celebra su anarquismo bohemio, esa forma de vida que tanto desconcierta a los que pasamos media biografía en el cuarto de estar.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Kerouac es de ese tipo de escritores que incitan al lector a ponerse a escribir. Y eso es más importante que las sesudas interpretaciones a las que nos incitan otros escritores y que al final comprobamos que todo ha sido palabrería ideológica. Sin duda; me quedo con la vitalidad sincera de Kerouac y de sus amigos: compañeros de letras.
    Un abrazo, José Luis y a seguir disfrutando.

    ResponderEliminar
  2. Hola poeta, es un incansable nómada que recorrió de punta a punta un continente. Ya sabes que he leído dos de sus obras capitales como materiales complementarios de un par de reseñas. Es un tipo sincero cuya forma de vida desasosiega. Soy un animal de costumbres. ya refresca, Luis Ángel, y declinan las tardes con luz gris. Un gran abrazo de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Autor del que muchos apenas conocemos On the road. Gracias por permitirnos acceder a otra obra que apunto para mis pendientes.

    ResponderEliminar