viernes, 14 de agosto de 2015

Entrevista con NOELIA ILLÁN CONESA.

Noelia Illán Conesa
Fotografía de
Carolina Illán
Entrevista con NOELIA ILLÁN CONESA
 
Nació en Cartagena en 1983. Es Licenciada en Filología Clásica por la Universidad de Murcia. Investigadora y docente en ejercicio. Ha publicado el poemario Calamidad y desperfectos y es responsable de la edición de El oro de los tigres, una antología temática sobre la poesía de José María Álvarez. Dirige en formato papel y digital la revista La Galla Ciencia.

 En los últimos tiempos, se ha sucedido un goteo continuo de cierres de revistas en papel. Sin embargo, la salida de La Galla Ciencia  es un ejercicio de optimismo. ¿Qué razones impulsan esta salida?

Creíamos que existía un hueco que había que rellenar. Cada uno de los que fundamos el proyecto en 2013 teníamos un concepto distinto de la poesía y gustos particulares, pero eso sí que lo teníamos en común: la ilusión de hacer una revista en papel, aunque siempre con la faceta digital, que no hay que olvidar. Queríamos hacer una publicación hermosa que combinara poesía de ámbitos distintos, que no fuera una revista donde publicaran nuestros amigos ni nosotros. Concebimos cada número como si fuera el último, eso siempre, porque nunca se sabe qué puede pasar.

 ¿Entre las secciones, la poesía es columna vertebral?

 Sólo publicamos poesía, salvo en algunas secciones de la web, donde también incluimos artículos sobre literatura en general, entrevistas o incluso recomendaciones de cine. Pero sí: en el papel la poesía lo vertebra todo. ¡Y siempre inédito!

 Conviven los dos formatos. ¿Qué innovaciones plantean?

 Estamos en un momento en que no se puede olvidar el aspecto digital, eso está claro; pero una cosa es el papel y otra la web. Son formatos compatibles, por supuesto, ya que lo que aparece en los números de la revista nunca estará en la web, y viceversa. La web, además, te da la oportunidad de incorporar material que en papel no es factible, como por ejemplo un vídeo o incluso la comodidad de la inmediatez. Quiero decir que tenemos que estar en contacto directo con los lectores, y al ser semestral la publicación en papel la web hace que no se pierda el contacto. Es una forma de darle difusión al proyecto y mantenemos al público informado de lo que vamos haciendo. Nunca paramos…

 Tanta dedicación exclusiva anula cualquier  periodo vacacional. ¿No son demasiadas bifurcaciones  creación, docencia, edición…?

¡Cómo lo sabes! Sí, supongo que combinar todas las facetas conlleva una pérdida de tiempo libre o de ocio, por llamarlo de alguna manera, pero cuando las cosas se hacen por placer uno asume esos riesgos (y se disfruta). También tiene todo tipo de satisfacciones, no sólo ver los resultados de la revista en papel, sino incluso comprobar que la gente nos sigue por internet, conocer a poetas que siempre he admirado, hacer nuevos (y buenos) amigos… De todos modos, el aspecto creativo está en un punto de esos que llaman “barbecho”, así que ya llegarán tiempos de creación. Esa faceta ahora no me quita tiempo.

Tras la salida de tu poemario ,   ¿la poesía sigue pidiendo paso?

Mi poemario salió en 2012 y desde esa fecha aproximadamente no he escrito un verso. Y –sin ser postureo, que conste- no me preocupa. Hay mucha poesía que leer, muchos libros a los que volver…, y ahora no estoy en un momento en que la pluma me llame. Supongo que irá por épocas. O no.  ¿No hay autores de un solo libro? A lo mejor ya saqué lo que merecía la pena. La presión a veces es grande porque uno se pregunta si ya no tiene nada que decir, pero si fuera así, ¿qué? Nada, no se cae el mundo.

Quiero darte las gracias aquí  por la maravillosa edición  sobre José María Álvarez. ¿Repetirás experiencia con otros autores?

¡Oh, gracias! Pues no lo sé; quizá con Roger Wolfe, que es muy buen amigo y le debo mucho, algún día me atreva si él me deja. Lo de José María ha sido un trabajo de años, sin saber a ciencia cierta que acabaría publicado en papel. La edición de Balduque es una maravilla –con esa portada de Charris, además, que la borda-,  y él ha quedado muy contento, que es lo que más me satisface. Ojalá llegue a mucha gente como un aperitivo para la obra de Álvarez, un autor infinito y uno de los pilares de mi vida.

Uno de los apéndices imprescindibles del perfil literario en el ahora es el blog. ¿Qué funciones percibes en las bitácoras?

Supongo que cada autor lo usa de un modo distinto a otros, según la finalidad que busque. Yo creo que lo maravilloso de los blogs es poder darse a conocer en cualquier punto del planeta, especialmente para poeta jóvenes (no joven de edad, se entiende, aunque el término daría para un largo debate, porque ¿quién es joven?). Podemos leer a poetas que no tienen nada publicado, y eso es un avance grande, o incluso contactar con autores cuyo acceso antes era más limitado. No me gusta el autobombo, ojo, pero hay blogs muy interesantes donde no sólo podemos leer reseñas, sino leer poemas de gente está haciendo cosas muy interesantes.

Por último, tu trabajo en la revista te da un mirador privilegiado sobre el clima literario actual. ¿Puedes resumir su estado?

Esta pregunta tiene trampa… Pues, resumiendo mucho, creo que estamos en un momento bueno y malo. Quiero decir que se está escribiendo mucho, y eso tiene un punto negativo (la morralla, claro), pero por otro lado no deja de ser magnífico que se vean decenas de títulos de poesía en librerías, o que surjan nuevas editoriales que apuestan por el género. Te hablo de poesía porque la prosa apenas me interesa, he de serte sincera. Al final, moverse es bueno, y el tiempo siempre pone las cosas en su sitio.

4 comentarios:

  1. me ha gustado la entrevista maravillosa
    Gracias por compartirla

    ResponderEliminar
  2. Eres muy amable. La verdad es que el perfil literario de Noelia Illán da mucho juego y a pesar de las fechas ha respondido con diligencia y con esa entrañable forma de ser que es en ella signo de identidad. La poeta murciana siempre está.Feliz verano y gracias por asomarte a este puente.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Subrayo tu apunte, querida amiga; en cada una de las ocasiones que he recurrido a Noelia Illán estaba disponible, con el afecto en pie y una incansable eficacia literaria. Así que estoy muy agradecido a la escritora y muy feliz con ser su amigo. Un abrazo y gracias por asomarte a estos puentes.

      Eliminar