viernes, 21 de agosto de 2015

MELANCOLÍA HERMÉTICA



MELANCOLÍA HERMÉTICA

   Se sienta en ese sitio donde todo da igual, un bosque de árboles sin fronda, hecho con la niebla del día y la oscuridad abierta de la noche. Practica la melancolía. Durante años puso a resguardo sus palabras, como voces secretas. Después comenzó a hablar sola. Más tarde aprendió a responderse, con un lenguaje raro, hermético, inexpresable.

4 comentarios:

  1. Me ha encantado José Luis, me quedó con ganas de más. Lo he leído con un tema lento de la guitarra de Vicente Amigo y le ha ido que ni pintada! Cada frase es un poema!
    Saludos veraniegos,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, ya sabes que la melancolía no es más que una manera de estar solo en silencio, escuchando las voces interiores. Un fuerte abrazo y feliz verano.

      Eliminar
  2. Estupendo microrelato.
    "Practica la melancolía". Si pues también la tristeza necesita de esa dedicación y esa perseverancia para sacar de ella la esencia que nos hace, también desde la indefensión aprendida, sentirnos vivos.

    Un fuerte abrazo José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, Jesús, uno no sabe muy bien dónde está, como si la brújula de lo diario hubiese perdido el norte. Y hay que seguir buscando para encontrarlo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar