martes, 25 de octubre de 2016

SILUETAS EN EL CALLEJÓN

Voces en sombra

SILUETAS EN EL CALLEJÓN

Las sombras fortalecen un tiempo donde no hay nadie en casa. Comparten vida consigo mismas.

Saben que la ausencia es grande, como un hueco de escalera.

El pasado rebusca en el contenedor con los pies desnudos. Hace frío.

Alguien me llama, con la dificultad de quien pronuncia palabras de otro idioma.

La ausencia escucha el goteo de un grifo, mira el desconchón de la pared, oye el eco metálico de un cierre que recuerda el alivio de una realidad que vive en la memoria.

Son siluetas de paso, cercanas voces que hoy dejó en mi mesa el viento estepario del regreso.






12 comentarios:

  1. La ausencia escucha también a otras ausencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tracy, el regreso es siempre el olor del pasado en la alegría, unos hilos de luz que buscan sitio en el hueco de una escalera sin pasos. Un gran abrazo y muchas gracias por estar cerquita también cuando no estoy.

      Eliminar
  2. La ausencia, qué bellísimo, José Luis.

    Abrazo sin escaleras,

    G

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gabriela, cuando no estamos el entorno diario hace de nuestro vacío un mundo sin contornos, un callejón de sombras al que hay que dar voz en el regreso. Muy agradecido por tu comentario.

      Eliminar
    2. La ausencia, José Luis, es un animal salvaje que tú domesticas y hace dócil en tus palabras. Entonces, el vacío se llena de colores y todo regresa. Un placer doblar en esta página.

      Eliminar
    3. Y un placer, querida Gabriela, que las palabras sirvan de lugar de encuentro, de puente por construir con palabras, afectos y poesía.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Y yo me iré y quedarán los pájaros cantando, con un rumor de Juan Ramón Jiménez, con las palabras grises de quien habita ya en otro lugar y en otro tiempo. Un abrazo entrañable.

      Eliminar
  4. Hola amigo Poeta, tus ausencias son las que llenan de recuerdos los vacíos. Siempre eres capaz de sorprenderme de ahí, que tu blog aunque lo llenes de ausencias siempre salgan a relucir esos recovecos llenos de "siluetas de paso" con las que tanto nos deleitas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, siempre es una alegría el reencuentro y volver a dibujar el paisaje diario de lo cotidiano. Muchas gracias por tus afectos. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Ni eres sombra, ni ausencia, ni pasado José Luis. Un placer tenerte y leerte. Tu silueta como referente, siempre.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que el poeta es un fingidor, así que me desdoblo para seguir cerquita de los que hacen estos puentes de papel un bar abierto, una amanecida con sed. Besos y muy agradecido por tu comentario.

      Eliminar