miércoles, 19 de septiembre de 2018

CASA VACÍA

Conversaciones sin voz
Archivo general de internet



CASA VACÍA

No, no entro. Porque si entro no hay nadie

ANTONIO PORCHIA

Para
 Gloria Sánchez Linares
porque su voz sonríe

   En esta casa ya no vive nadie pero están todos los moradores que ocuparon sus habitaciones. Escucho su fisiología desperdigada en pasos, susurros, toses o gemidos. De cuando en cuando callan, como si se hubiesen mudado por unas horas a otro lugar. 
   Siempre regresan. Esta noche olvidaron cerrar la puerta de la entrada y apagar luces. Alguien me despertó. No supe qué decir; me siento extraño ocupando una casa vacía. Ellos me reconfortan y justifican mi presencia: “alguien debe soñarlos”.

(De Cuentos diminutos)




4 comentarios:

  1. Qué precioso texto, José Luis. Cuántas veces pienso en esas casas deshabilitadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta habitarlas con las palabras y los sueños, querida Isabel, hacer que sus pasillos se llenen de pisadas sugerentes. Un fuerte abrazo y enhorabuena por tu poeamrio en BajAMar. me encanta el trabajo de Pascual ortiz, su ilusión, su fuerza, su ternura...

      Eliminar
  2. Me gusta mucho amigo, a esos moradores o visitadores yo los llamo los Ángeles Anómalos. Buen día amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sugerente nombre, Luis, yo los llamo los otros que son partes del yo que han emprendido su propio deambular en el tiempo. Un fuerte abrazo...

      Eliminar