domingo, 2 de septiembre de 2018

REFUGIOS, FORTALEZAS

Ábside de la catedral
(Ávila)




FORTALEZA

         (En Ávila)

He perdido el anhelo difuso de ser otro.
Mi soledad encarna
la vulnerable piel de alguna fruta.
Llego al umbral
y en la roqueda erijo
-con temores y dudas, con heridas-
seguridad precaria.
Alzo una fortaleza
para que no me alcancen
reiterados presagios.
En la torre central guardo vigilias.

Espero tu llegada;
en mí tendrás cobijo.

     (De Mapa de ruta, Granada, 2010)




2 comentarios:

  1. Un poema hermoso. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo querida amiga y suerte en tus clases; hoy empieza el trabajo docente aquí y mis hijas comienzan nuevo curso, así que siempre recuerdo con cercanía ese empeño de tiza y encerado. Y una vez más reiterar mi gratitud por tanto afecto, eres un regalo para el cansancio y la incertidumbre, una forma feliz de decir: seguimos.

      Eliminar