sábado, 28 de agosto de 2021

AL CLAREAR EL DÍA

Confidencias
Fotografía
de
Adela Sánchez Santana


 

AL CLAREAR EL DÍA
 

La ausencia de A., que sigue en lo más hondo, el crecimiento diario de Asier, la crisis afgana que no alcanzo a comprender, el horrible destino de niñas y mujeres tras el burka...  Apuramos, bajo la sombrilla, el esplendor de agosto. Fuera de temporada también el mar parece frágil, cerrado por reformas.
 
A centímetros del rompiente, el poema se queda suspendido, ingrávido, sin palabras. A veces tose silencio y las hojas dormidas de sus ramas se desprenden, calladas.
 
Las olas tatuaron mis pupilas.
 
Minimalismo cromático. Todo es azul. El bullanguero desorden de los aderezos playeros ha desaparecido. No hay sombrillas, hamacas, cocodrilos neumáticos… Alguien me dice que están fosilizados en la resina sintética de los supermercados chinos para un futuro reciclaje. Allí los catalogan y etiquetan para que no se pierda el sentido de la propiedad: turista A, turista B, turista C, turista H. No usan nombres propios; a los comerciantes chinos todos los turistas europeos les parecen iguales.
 
Sigo perdiendo oído, las confidencias marinas me llegan modo avión.  
 
El mar nunca traspasa el umbral del olvido. Reconoce a quien mira. Pero establece una distancia íntima.

(Apuntes de verano)




No hay comentarios:

Publicar un comentario