lunes, 16 de agosto de 2021

EN COMPAÑÍA

La buena compañía
Fotografía del archivo
Depositphotos

 

EN COMPAÑÍA


   Compartieron siglos años de mínima convivencia, aunque nunca sucedió nada. Sus identidades acabaron consumiéndose, como mansos velones cuaresmales, cuya luz oscila una fracción de tiempo. Después los expandió la sombra y vislumbraron la calle entreabierta de la felicidad.
  Aquel trayecto nómada ofrecía espejismos mudables. Como no habían consumido ninguna vida imaginaban, más allá del ahora, una estimulante existencia común en las amanecidas del futuro.

(De Cuentos diminutos)




No hay comentarios:

Publicar un comentario