lunes, 9 de agosto de 2021

EL PARAGUAS

Soledad
Archivo general
de
internet

  

EL PARAGUAS 

   Enhiesto, como un ciprés pequeño que buscara raíces, cada noche deja el paraguas entre la cama y la mesilla. Su sombra vertical contrasta con la claridad de las sábanas. En el tejado frágil de sus sueños se filtra la lluvia. Mientras duerme, siente una humedad contradictoria que eleva la temperatura corporal. Solo el cobertor asume el desajuste.


(De Cuentos diminutos)


2 comentarios:

  1. Qué hermoso este cuento diminuto. Invita a la inspiración. Invita a seguir la escritura.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que la levedad argumental de mis cuentecillos, mi querida poeta, siempre tiene un abrazo de filosofía y poesía, ojalá te gusten y a ver si hay suerte y un día puedo unir estos trabajos en un libro. Será una gran ilusión enviarte un ejemplar por tu continuo afecto lector. Que pases una estupenda tarde, Carmen.

    ResponderEliminar