lunes, 11 de abril de 2011

OBJETOS



Objetos

Están hechos de reiteración y cercanía,
de un esplendor sencillo, de una nimia ternura.
Nos son imprescindibles al paso de los años.
Permanecen morosos, perennes, vegetales.
Diseñan una decoración reparadora
que en cada sitio ofrenda serviciales regazos.
No discuten razones, fracasos, esperanzas.
Compartimos con ellos esas gotas de júbilo
que dan a lo vivido momentos memorables.
Dialogan con palabras de sonidos armónicos,
suenan a persuasivas, a dulces cantinelas.
Sus materiales unen pretérito y presente;
saltan hacia adelante, más allá de los riesgos,
como fuertes cornisas que soportan los brazos.
Si alguna vez nos faltan, sentimos la impostura
de ese desconocido que vive por nosotros.

                           (Mapa de ruta, pág. 108)

1 comentario:

  1. "No discuten razones, fracasos, esperanzas..." son nuestra más fiel compañía.

    Bella esta mirada sobre lo sencillo y cotidiano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar