martes, 22 de mayo de 2012

MENUDENCIAS DEL YO

Mejores días
José Luis Morante
Aforismos, de la luna libros
Mérida, 2009



 Como un mal poema, el artificio de lo cotidiano exige un repertorio de variantes.

 Intenciones, escritas con oscura caligrafía.

 Nunca pienses que lo vivido es un despojo sin valor. En esa parte de ti que no regresa está tu origen.

 El espacio vital padece una saturación de protagonistas.

Repetimos gestos con terquedad, como si fuera necesario el aburrimiento.

Entre el desaliño y la apatía, la vida como arte.

Las telarañas del rumor requieren proximidad y oído.

Gestos que realizan una traducción completa de objeciones.

La madurez deteriora las cosas; ni siquiera funciona la costumbre.

En  el cálculo de distancias, el optimista vislumbra el tramo que dejó atrás; el pesimista, el que queda por recorrer.

A la luz del día el insomnio parece un hábito curable.

Espíritu infantil. Enriquece lo cotidiano con novelerías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario