jueves, 19 de mayo de 2016

FORMAS SIMPLES

Tulipanes

FORMAS SIMPLES

Cada náufrago reclama para sí la madera raída.

Alguien escribe. Soy parte de la trama. Un personaje episódico.
Estoy aquí, creo, aunque desconozco la ubicación exacta del aquí.

Los aforismos marcan la piel del agua, como la huella frágil de una verdad.

Para la confidencia íntima, personal, directa, un tono de voz sobrio alejado del aspaviento.
Percibo contornos con la precisión ambigua del miope.

Cada día el desconcierto, la indagación sobre una realidad cambiante y fragmentaria.
Con los años el escepticismo muda en benevolencia.

Sucede que regresas cada vez que te nombro.
No sé apaciguar mi obsesión por relojes y calendarios.

En la íntima discordia entre el yo y la nada, tomo partido.
Un nombre propio que acumula letras en minúscula. Nadie, en suma.

Mientras busco, dejo abierta la puerta para el regreso.
                      (De Motivos personales, La Isla de Siltolá, Sevilla, 2015)

 
 
 

 

 

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. "Chapeau" también a tu continuo estar pendiente de mis notas, con la convicción de quien sabe que la literatura es un diálogo a distancia sobre los temas de siempre; una mirada sobre formas simples para percibir colores y contornos. Gracias, Tracy.

      Eliminar
  2. Tus aforismos son para volver a ellos una y otra vez José Luis. Me gustan tanto... Siempre descubro cosas nuevas cuando los releo.
    Un abrazo!,
    Sandra.

    ResponderEliminar
  3. Hace unos días reflexionaba con un poeta amigo sobre el ruido y las nueces de internet. Yo sostenía que las ventajas de la red son evidentes. Tu amistad es un ejemplo, y el cariño de tantos lectores también; es verdad que faltan filtros de calidad, pero la difusión del trabajo literario es muy intensa. Así que seguimos cerca, en estas sendas binarias recorriendo en común ilusiones y sueños. Besos, poeta.

    ResponderEliminar
  4. Siempre les saco una segunda lectura a tus aforismos. Creo que depende del estado de ánimo con el que me acerco a leerlos, una y otra vez. Eso sí, siempre quedo satisfecho del resultado final. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se llama amistad, querido Paco; ya sabes que reitero juicios que conoces, pero es así. Los aforismos son media vida para mí porque me ayudan a entender las dimensiones de lo real. Y a dar a cada cosa el tamaño justo... Un fuerte abrazo y toda la suerte del mundo para tu colección de relatos.

      Eliminar