miércoles, 11 de mayo de 2016

HACIA NINGUNA PARTE

Ninguna parte
José Luis Morante
Ediciones de La isla de Siltolá
Sevilla, 2013


PACTO


Eres punto de luz tras el eclipse.
Al despoblar la sombra,
que retornes envuelta
en un aire de víspera
y prodigues abrazos.
Que rompas, trecho a trecho, la costumbre.
Sutura cicatrices,
encrucijadas, miedos.
Deberán confundirse nuestros pasos
en otra orilla, donde duerme el sol.
El beso de la escarcha
no roce tu epidermis con sus labios.
Que tu miedo y tu furia
-falsos techos de niebla-
sean leve rumor desdibujado
que se gestó una noche.
Nunca fue fácil conciliar el sueño.

    (De Ninguna parte, Sevilla, 2013)





4 comentarios:

  1. Simplemente...belleza. Me gusta mucho José Luis.
    Un abrazo,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, el poema formó parte en su día de una antología contra los malos tratos, esa lacra del machismo que todavía está presente en tantos sitios. Al integrarse en "Ninguna parte" íncluyó muchas variantes; así que me alegra que el poema te deje un buen sabor de boca. Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Así es, José Luis, nunca fue fácil conciliar el miedo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Luis, un placer encontrar tu palabra en estos puentes de papel. Ya me entregó Marino tu regalo maravilloso y nos espera un largo tiempo común de amistad y poesía. Un abrazo desde Rivas.

      Eliminar