lunes, 9 de mayo de 2016

ZOOLOGÍA PRIVADA

 

 
ZOOLOGÍA PRIVADA
 
En la lengüeta
del zapato perdido,
una lombriz.
 
 
 

12 comentarios:

  1. Amigo, solo para el que mira aparece en sus ojos esa vida que nos relatas. Qué bueno este haiku (como siempre). Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, querido Paco, siempre repletas de calidez y cercanía. La lluvia deja imágenes sugerentes, verdor y barro. Bienvenida sea. Un abrazo y suerte con tu libro de relatos.

    ResponderEliminar
  3. Lo que acabo de decir sobre la lluvia, lo reitero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo asiento de nuevo, Tracy; desde mi terraza el jardín tiene una sonrisa pletórica en la que se unen el paraíso, el níspero, la higuera y el almendro. El agua es vida. como tu amistad es aliento continuo en este blog. Mil gracias y un grana brazo.

      Eliminar
  4. Yo sólo veo:

    "En un naufragio,
    su azul zapato pierde
    Un marinero".

    Saludos gran José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu haiku, poeta, y enhorabuena por la acogida de tu poemario en la Feria del Libro de Alcalá. El día 20 estaremos presentando en la librería DIÓGENES la antología "re-generación". Así que seguimos cerquita en la amistad y en la poesía.

      Eliminar
  5. Esa mirada tuya a lo sencillo y lo cotidiano...me encanta José Luis.
    Feliz día!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los haikus no admiten la pedrería, Sandra, prefieren la sencillez y el despojamiento, esa mirada ilusoria de quien percibe en el cordón una lombriz. Mil gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  6. De nada José Luis. Es un placer pasear entre tus versos. Intentaré estar en Diógenes el día 20. Salud y poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues allí nos veremos. La poesía no es más que una conversación en voz baja sobre lo cotidiano que abre palabras a cualquier tema. Un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Gracias por ser sugerente, nos hace mucha falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Luis, una de las claves de la estrofa es su tendencia a sugerir más que a explicar; un haiku es más la escritura del lector que los sentidos en vela del autor. Un fuerte abrazo.

      Eliminar