lunes, 25 de septiembre de 2017

JOSÉ ANTONIO SANTANO. LA VOZ AUSENTE

La voz ausente
José Antonio Santano
Prólogo de
José María Muñoz Quirós
Editorial Alhulia, Granada, 2017

CARTA AL PADRE


   La poesía de José Antonio Santano (Baena, Córdoba, 1957) está hecha con el lenguaje sobrio de la madurez, como si su pupila abarcadora sobre los repliegues interiores del ser y sus destellos en lo cotidiano buscase un voluntario despojamiento. Así lo constata el poeta abulense José María Muñoz Quirós al escribir el introito de La voz ausente: “El libro se abisma en una curvatura de luz y de extraña claridad, y se nos arranca la emoción en un desbocado vuelo hacia la intensidad de lo expresado. La voz ausente es un regalo de inmensa eclosión lírica. “
  Nos hallamos ante la solidez poética de un itinerario macerando en el tiempo que ha ido dejando pasos como Profecía en otoño, Exilio en Caridemo, Íntima heredad, Suerte de alquimia, Razón de ser y otros trabajos que ahora suman las composiciones de La voz ausente. El título convoca de inmediato una semántica crepuscular de finitud y vacío, refrendada por las citas prologales de Juan Ramón Jiménez y Antonio Enrique.
  José Antonio Santano opta por la prosa lírica como formato de comienzo; es sabido que solo escasos poetas –como Juan Ramón Jiménez o Luis Cernuda, y en nuestros días Luis García Montero- dan a su cauce versal el discurso reflexivo de la prosa, acaso porque se emparenta de entrada con el ensayo y alude, por tanto, a una mayor carga pensativa en detrimento del sustrato emocional de las palabras. Pero constatamos de inmediato que José Antonio Santano en esta evocadora carta al padre cuida al máximo el mensaje comunicativo para crear una telaraña afectiva que captura al lector: “…sólo el silencio, lento y armonioso, avanza camino del ciprés sobre las alas del tiempo, confinado en la extensa umbría de la tarde que va muriendo en las cancelas del sueño”. La fuerza expresiva de las imágenes logra trasmitir esa estela que deja cualquier material perecedero que consume latidos en su continuo andar hacia el vacío. La voz ausente no es otra que la del padre que en el tiempo germinal de la infancia dejó su ausencia para no regresar nunca a la casa blanca de la inocencia. Todo se hizo oscuridad y silencio. Todo languideció en una umbría interior que contagió su melancolía y fue marcando el latido pesaroso del reloj.
  En esta crecida de la sombra que hilvana el devenir el recuerdo va perdiendo contornos. Sus líneas de fuerza se diluyen como si las vivencias prolongadas desde los días infantiles fuesen vagos espejismos que la memoria cobija como sueños rotos: “De regreso a la casa, olivar todo / es la tierra, el abismo dibujado / sobre la piel dorada de la tarde, / una extraña presencia aniquila / los sueños de aquel niño que fue olvido, / misterio primigenio, soledad “
   Con el acento crepuscular de la elegía, la lírica de José Antonio Santano nos sitúa ante el incesante devenir para que percibamos las cenizas que vamos depositando en lo real, esas que nutren un olvido voraz donde se apaga el lenguaje de la vida en continua mutación. Solo queda entonces escribir con trazo firme un epitafio, dar fe de que también en el silencio permanece, desnuda y yerma, la voz de la memoria.





1 comentario:

  1. FreedomPop is UK's #1 FREE mobile phone provider.

    With voice, text and data plans are priced at £0.00/month.

    ResponderEliminar