lunes, 16 de septiembre de 2019

REVISTA CULTURAL 142, Nº 1

142 Revista cultural, nº 1
Marzo 2019, Publicación Trimestral
Dirección:
Paco González Fuentes
Ferran González
Suscripciones:
revistacultural142@gmail.com



AMANECIDA 142


   El despertar auroral de una revista cultural es siempre una metáfora sobre la incertidumbre, un camino por hacer, pero también la hora justa para abrir ventanas a un proyecto esperanzador. Nace 142 Revista cultural, una publicación en papel dirigida por Paco González Fuentes y Ferrán Gonzalez. Sorprende de inmediato el atractivo diseño figurativo realizado por Cristina Jiménez  y el uso de fotografías de calidad en la cubierta y en el interior para dar autonomía a las secciones. El editorial plurilingüe expone con sencillez el empeño: “Esta revista pretende ser un espacio dedicado a las esperanzas y desesperanzas en las que la vida consiste. Textos, imágenes, sombras, antes de que “todo se pierda en el tiempo como lágrimas en la lluvia” Su tarea, como el memorable epitafio del replicante de Blade Runner es elaborar la pasión de decir, o como subraya el genio literario de Eduardo Galeano: “Mojar con palabras”
   Uno de las vetas más interesantes de la revista es el conjunto de entrevistas que aglutina. En alguna, como la realizada por Paco González Fuentes a Teresa Hidalgo, pone el norte el epitelio sentimental, esa conjugación inacabada de los verbos existenciales, o la conversación con Paqui Ayllón; en otras como en el magnífico diálogo con Mercedes Gómez Blesa, profesora, ensayista y experta en el legado intelectual de María Zambrano, se traduce la pasión por el  quehacer intelectual y la recuperación de esas voces de la Historia que han hecho del yo femenino la verdadera aportación histórica del siglo XX. También se da voz a otras artes como el cine, que justifica el encuentro con Agustí Vila; y la música, desde la palabra de Ricard Oliva, guitarrista de Sitges. 
   Los apartados de creación aglutinan relatos de Valeria Correa Fitz, Claudia Sánchez Rod, Graziella  Moreno, Natacha G. Mendoza y Justo Sotelo; mientras que la mirada lírica aglutina composiciones de Marisa Martínez Pérsico, Alfonso Brezmes, Dana Reza, Esther Pardo Herrero, Tomás Camacho Molina y Rosario Troncoso.
  Entre los ensayos cobra especial relieve el que Marina Casado  titula “La Literatura de la crueldad en la música rock, que aporta un estudio diacrónico de la crueldad como motivo recurrente en la literatura universal, desde los mitos clásicos griegos, hasta la presencia en las canciones del rock de este sentimiento totalitario y aniquilador.
   El afán informativo sobre relecturas y novedades del mercado editorial postula las secciones dedicadas a comentar entregas nuevas de José Luis Cancho, Mónica Ojeda, Lucía Berlín y otros nombres que han disparado la atención mediática del momento. Más sosegada resulta la relectura de clásicos como Marguerita Yourcenat o Arturo Barea, complementados con una inmersión en voces del presente como Pablo Martín Sánchez.
    Hay también selfies, librerías y bibliotecas, esos gestos inadvertidos que hacen de la vida al paso grafía escritural y queda el recuerdo de los que no están, porque su presencia sigue intacta en su obra, como ha sucedido tras la fuga de Sergio Pitol, fallecido el 12 de abril de 2018.
   La salida de 142 es una hermosa noticia por su aportación profunda, original y serena al momento creativo actual. A ver si hay suerte y la publicación se consolida en el devenir, como esos árboles de raíz profunda que plantan cara a la gota fría de cualquier intemperie.



sábado, 14 de septiembre de 2019

CASA VACÍA

Ausencias



CASA VACÍA

Como una nación de abejas
 en un reducto escondido

SERGIO GROS

   En esta casa ya no vive nadie pero están todos los moradores que ocuparon las habitaciones. Escucho su fisiología desperdigada en pasos, susurros, toses o gemidos. De cuando en cuando callan, como si se hubiesen mudado por unas horas a otro lugar. Siempre regresan. Esta noche olvidaron cerrar la puerta de la entrada y apagar luces. Algo me despertó. No supe qué decir; me siento un extraño ocupando un refugio vacío. Ellos me reconfortan y justifican mi presencia: “alguien debe soñarlos”.

(De Cuentos diminutos)




jueves, 12 de septiembre de 2019

INVITACIÓN A LA DESCONFIANZA

El lugar siberiano
Revista Blue



DESCONFIANZA

Próximo también el olvido de todo, respecto a ti

MARCO AURELIO



. Desconfío de las biografías legendarias, que no saben de quién es su pasado.

. Desconfío de la vida sana, ese túmulo de hábitos saludables que antes o después acabará metiéndonos en el ataúd.

. Desconfío de los que visten, con monotonía e insistencia, el abrigo de los compromisos y carecen de tiempo para el otro.

. Desconfío de quienes tienen temprana conciencia de su genialidad.

. Desconfío de los que piensan que la generosidad ajena brota de la nada.

. Desconfío de quien hace de las relaciones personales un insalubre trastero, un lugar siberiano, un cuarto oscuro.

. Desconfío de esa obsesión indígena que llena de himnos, banderas y escuadrones la plaza de su pueblo.

. Desconfío de las amistades aparentes, con exuberancia decorativa.

. Desconfío del escritor que hace de la vida una actividad subalterna, llena de signos de puntuación.

. Desconfío de mí, si desconfío.

(Anotaciones otoñales)




martes, 10 de septiembre de 2019

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA. De la vocación al compromiso. (Diálogo con CARMEN VERDE AROCHA)

Rafael Arráiz Lucca:
de la vocación al compromiso
Diálogo con
Carmen Verde Arocha
Editorial Eclepsidra
Colección Catedral Solar, Entrevistas/Testimonios
Caracas, Venezuela, 2019


A FONDO

   Dentro del mapa cultural venezolano, tan sacudido por una sobrecogedora contingencia histórica que condiciona el quehacer diario en todas sus expresiones, Rafael Arráiz Lucca (Caracas, 1959), Miembro de la Academia venezolana de la Lengua, protagoniza un incansable quehacer que abarca poesía, ensayo, investigación histórica, edición de antologías, gestión cultural y una activa estela en artes como el cine, la radio o la escritura en prensa escrita.
  Del legado creador y de los matices existenciales da testimonio un meditado diálogo con Carmen Verde Arocha (Caracas, 1967), Licenciada en Letras, Profesora de la Universidad Metropolitana y de la Universidad católica Andrés Bello, poeta de amplio recorrido, editora y miembro fundador del grupo literario Eclepsidra.
  Una larga amistad, de más de tres décadas, fue la causa de una conversación fragmentada en el tiempo, que comienza en marzo de 2016 y finaliza en diciembre de 2018. Durante más de dos años, Carmen Verde Arocha ha investigado el trayecto de Rafael Arráiz Lucca en torno a tres vectores básicos: el trabajo gerencial, intelectual y el afán académico.
  A través de este viaje a dos voces, hecho de cercanía y complicidad, se vislumbra una manera de estar que avanza entre la vocación y el compromiso y clarifica un pensamiento humanista, desplegado en su labor diversa como escritor, docente, historiador y analista de la actualidad diaria, donde el laboreo continuo es impronta existencial.
   Rafael Arráiz Lucca se inicia como poeta en la década de los 80, como miembro fundador del grupo Guaire, que añadía al cauce poético venezolano una tradición renovada donde se hace evidente la herencia anglosajona y una sintaxis lírica más conversacional y exenta de hermetismos. Tras dar a la imprenta una decena de entregas, el presente ha mitigado la actividad poética, mientras se ha fortalecido la indagación ensayística en sus dos vertientes: académica y cultural-literaria. En cualquier caso, la lectura sigue siendo sustancia central del activo creador. Es una rutina iniciada muy joven que hace de la curiosidad, esa mezcla de entusiasmo y fervor, su brújula más efectiva. Leer es siempre una sed necesaria.
   El extenso diálogo amical cobija el agua clara de lo personal. Desde aquella patria primera de la infancia, la mirada sentimental recuerda la genealogía familiar y los hechos más relevantes del círculo doméstico. Junto a esa evocación, el crecimiento personal recupera los momentos anímicos más intensos de la educación sentimental y el paso a paso de etapas vitales que han dejado incisiones perdurables en la hondura afectiva, como el matrimonio con Guadalupe Burelli o la paternidad. También el devenir laboral ha perfilado cerca rostros e intereses que se mantienen inalterables, como la gastronomía, la música, el cine o los recorridos por países lejanos. Son bifurcaciones necesarias para asumir una escala de recuerdos y vivencias que aportan densidad y sabor a lo diario.
  Demócrata y pensador, el escritor conoce a fondo la historia de Venezuela. A su estudio y comprensión ha dedicado abundantes ensayos. Muchos de estos trabajos sobre áreas esenciales del conocimiento para entender los sustratos del presente resuelven vacíos historiográficos. Por tanto, la ensayística ocupa un sitio nuclear en la especialidad y se define por un enfoque propio que aglutina la formación reglada y específica del historiador y el saber del pensador, capaz de entrelazar devenir colectivo e ideas.  Se resalta en sus respuestas que sus ensayos van dirigidos al lector, no al elitismo especializado en la materia; prefiere por tanto el enfoque directo y diacrónico, frente a la hondura temática monocorde; ese enfoque se mantiene también en sus análisis del marco constitucional, de los sectores empresariales del país y de recursos naturales esenciales como el petróleo.
  El periplo vital, proyectado en tantas ramas, requiere una multiplicidad de miradores. La conversación explora esas sendas complejas que fortalecen una personalidad ecléctica, aglutinadora, con  hondura y expansión en un profundo campo de ideas y creencias. La imagen a fondo del escritor se completa con aportes personales de Guadalupe Burelli, Licenciada en Letras, gerente cultural y esposa del poeta, que añade calidez y contacto con el estar diario del sujeto; también amena y proclive a la ternura es la evocación de su hija Eugenia Arráiz Burelli, quien resalta sobre todo el amor al país y la fuerza de sus convicciones en las diversas incidencias existenciales. De igual modo la anotación de Cristóbal Arráiz Burelli resulta una crónica intimista y confidencial que recuerda el tiempo compartido y las anécdotas más notables de la vida familiar. 
  Otros trazos necesarios que ayudan a completar este daguerrotipo son las palabras del poeta, ensayista y profesor universitario Joaquín Marta Sosa, quien retrotrae su memoria a los primeros tiempos del grupo Guaire y al trayecto poético, con dos hitos esenciales, Plexo solar y Un bonzo sobre la nieve que conviven con un quehacer humanista de amplio espectro. Por su parte Víctor Guédez se centra en la memoria de su experiencia docente para recordar al alumno en el aula lejana del tiempo y, más tarde, al compañero y profesor universitario que hace del aprendizaje y del estudio razones vitales. Cierra esta semblanza plural un acercamiento de Ivanova Decán Gambús, profesora universitaria y amiga cercana del profesor, quien glosa la impenitente voluntad laboral y la curiosidad como vector de búsqueda.
   Carmen Verde Arocha propicia un puente de acercamiento repleto de interés. Conoce bien las convenciones del género. Revela con sus preguntas los estratos del mundo interior del escritor, pauta la recuperación en el tiempo con un interrogatorio que define pasos, actitudes y procedimientos de búsqueda y recopilación, pero deja al lector la posibilidad interpretativa sobre una psicología hecha voluntad, sensibilidad y cultura. Así perfila el retrato humano de Rafael Arráiz Lucca, un viaje existencial en el libro de arena de los días en el que muestra el certero reflejo de una vocación entendida como necesidad placentera y el amor generoso por el vuelo desplegado de la inteligencia. En los espejos de la escritura queda el cálido reflejo de un sabio, el manantial sereno de un hombre, en el mejor sentido de la palabra, bueno.  



 

domingo, 8 de septiembre de 2019

AUTOBIOGRAFÍA

Conversación
(Oropesa del Mar, 2014)
Fotografía
de
Adela Sánchez Santana


AUTOBIOGRAFÍA

También soy yo
por la fidelidad a mis contradicciones;
por permitir gozoso,
cuando el mar solitario reivindica
el silencio y la sombra,
que un recuerdo me asalte en el espejo,
como un rastro de luz, leve, intangible,
e inicie una liturgia
con frecuencia de rito
de nombres, fechas, gestos
y túmulos de sueños,
nadando alborozados en la espuma
de una cronología sospechosa.

Tanta dulce mentira esconde a otro.

                                 (De Mapa de ruta)


viernes, 6 de septiembre de 2019

CRÁTERA, Nº 6 (REVISTA DE CRÍTICA Y POESÍA CONTEMPORÁNEA)

Crátera, nº 6
(Revista de crítica y Poesía contemporánea)
Catarroja / Primavera 2019
Directores:
Gregorio Muelas Bermúdez
José Antonio Olmedo López-Amor
Jorge Ortiz Robla
revistacratera@gmail.com
Plaça dels Furs, 1
46470 Catarroja (Valencia)


SEXTA ENTREGA DE CRÁTERA

   En el tramo de cierre del verano, llega de amanecida la sexta entrega de la revista Crátera, publicación orbital de la Asociación literaria Cratarroja, un gran proyecto editado en papel que dirigen los poetas Gregorio Muelas Bermúdez, José Antonio Olmedo López-Amor y Jorge Ortiz Robla. Con cubierta y contraportada del poeta Juan Carlos Mestre, que ya diseñó el espacio visual del nº 4, una vez más se amplía el atractivo formal con su originalidad plástica aportando un colorista dibujo repleto de onirismo y fantasía.  Las portadillas interiores de separación pertenecen  a José Lapasió, Florin Buciuleac y Diego Vasallo, y se completa el diseño con el regalo de una serigrafía numerada de Josu López de Ael, que interpreta con aciertola genealogía histórica del título.
   Las páginas aglutinan un sumario plural que arranca con el apartado "Inéditos".  En este rincón para la poesía conviven composiciones de Rafael Soler, Raquel Lanseros, Mario Urquiza Montemayor, Gabriela Rosas o Rosario Troncoso, autores bien conocidos que enaltecen un momento creador marcado por lo diverso. La incorporación del haiku como forma expresiva liberada de los parámetros orientales, ha posibilitado un cultivo mayoritario en las distintas promociones poéticas contemporáneas. La sección “La mirada de Basho” añade textos del esquema versal escritos por Enrique Linares Martí, Gregorio Dávila de Tena e Isabel Pose. Ya se ha comentado que la revista no aspira a ser una publicación de tendencia sino un espacio creador de convivencia estética; por ello también está representada la poesía experimental –cada vez más sometida por la angostura de la originalidad- y la traducción al castellano de autores de otros ámbitos como Charles Tomlinson, Alessio Brandolini, o Jacek Dehnel. El equipo de traductores aporta voces que garantizan fidelidad y persistencia de la voz natural del poema. Son tiempos acordes con el fragmentarismo y la mezcla entre filosofía, pensamiento y poesía; así nacen los aforismos de Miguel Catalán, que añade a su cosecha de inéditos una poética del laconismo y la brevedad que ayuda a entender en “Destellos” las coordenadas de su taller literario.El aporte dialogal de la entrevista corre a cargo de Jorge Ortiz Robla que mantiene una jugosa conversación con el poeta, crítico y editor Unai Velasco, fundador de Ultramarinos Editorial. El escritor desglosa su trayectoria, el enclave de magisterios esenciales, el concepto de la poesía como amor a lo real y el encuentro metafórico con lo disímil, y el propósito editor de dar manifestación a lo valioso, un gesto más utopista que económico.
   Esta entrega de Crátera consolida su propuesta de investigación literaria con tres ensayos de Juan Antonio Fernández Pérez, José Luis Morante y  Luis Ramos de la Torre. Los tres reflexionan sobre entornos críticos incisivos: las moradas de la poesía en la noche del mundo, el trayecto escritural de Carmen Verde Arocha, una de las propuestas líricas de mayor interés de la poesía venezolana contemporánea y el pensamiento de Antonio Machado, magisterio germinal de la estética realista y figurativa.
   Clausuran esta sexta salida las secciones de “Reseñas” y “Leído por” que aglutinan percepciones lectoras sobre el escaparate de novedades, a cargo de Agustín Calvo Galán, David Acebes, Álvaro Hernando y otros críticos.
   No creo que sea hiperbólico considerar que estamos ante la mejor entrega hasta la fecha del equipo de Crátera. La revista es muy dinámica y ofrece un mirador abierto que permite aglutinar vectores diversos del ahora de forma sencilla y efectiva. Queda felicitar a los impulsores de la publicación y animar a los lectores al apoyo explícito mediante la suscripción. La publicación merece la pena. De verdad.



jueves, 5 de septiembre de 2019

ASCESIS

Miradas
(Florida, USA, 2013)
Fotografía
de
Adela Sánchez Santana



ASCETISMO

Necesitaba poco.
 Y lo poco que necesitaba,
 ya no lo necesita.


   Su proceder fue sumando en el manso puente de los días una correcta sucesión de hábitos. Limó necesidades hasta encarnar un ascetismo extremo, de rostro sombrío, en el filo cortante de la renuncia. De noche no alteraba costumbres. Cuando dormía, vencido por la extenuación y el cansancio, su imaginación buscaba huecos propicios y en ellos alojaba siempre el mismo sueño.

(De Cuentos diminutos)