sábado, 11 de agosto de 2012

ANÉMONA.


Aforismos de agosto:


En el temblor del agua, el temblor de mi piel en la primera zambullida del sábado, cuando los otros duermen y el mar se despereza.

El verano destensa contiendas generacionales. Mi hija dice que el mar y yo nos parecemos porque los dos nos picamos en cualquier momento. Después sonríe y me perdona la vida: “también os parecéis en el fondo transparente”

En las olas no ceja ese empeño de demolición progresiva.

Entre la espuma y el agua, efectos de simetría de un teclado líquido.

Orilla. Lugar límite. Dos mundos juntos y distintos que mantienen su identidad.

Palos, cubos, rastrillos, arena removida. Cerca del mar se percibe con fuerza que el futuro son los niños. A su alrededor el coro mudo de los adultos.

Sigo al margen del calendario, en un tiempo en el que no se necesitan respuestas.

Agosto en mis ojos, pasivos consumidores de marinas.


PD.-  Irene y Javier Cabañero  me prestaron la foto de uno de sus viajes. Me pareció llena de sugerencias. No sé quién fue el fotógrafo.
   Mientras tenía el bolígrafo dispuesto para estas anotaciones, descansaba a mi lado una lectora ensimismada con EL MAPA DEL CIELO, la novela de Félix J. Palma. Mostraba un interés tan fuerte que cada tarde se quedaba sola, con el libro en la mano, en la línea de playa.
   Al regreso, abría alguna página de Remy de Gourmont. Días en los que me siento extrañamente feliz.

10 comentarios:

  1. ¡Claro, con Gourtmont en la mesilla de noche, cualquiera!

    Me alegro de tu felicidad, amigo!

    Un abrazo y disfruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, estás cerca con tus libros y con tus recomendaciones que siempre resultan atinadas y llenas de caminos por recorrer. Espero que tú también estés disfrutando con J. M. Coetzee, Pinilla y Fernando Marías... Un saludo fuerte.

      Eliminar
  2. Son días para recordar y recuperar un poco de oxígeno para septiembre. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Sé feliz, sí. Y vuelve con esa felicidad en la maleta, para que te nutra todo el año.

    Un beso, felices vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tus días en Denia te han dejado el yodo necesario para que sigas llena de iniciativas y energía vital.
      Un abrazo fuerte para ti y para los tuyos y el mismo deseo de que el futuro aguante el tipo con buena cara.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Querido amigo,

      cómo pasa de bien el verano con tantas lecturas por delante. De tu saca de libros, atrayente la historia de Marías; ojo avizor, Coetzee, más acertado en unos perfiles críticos que en otros, pero siempre sugerente; y un libro magnífico que debería leer todo escritor o sucedáneo, "Una forma de resistencia", de García Montero. El problema es la saca de libros propia, que es exageradamente inmensa. Un verano no es eterno, aunque parezca que sí. Me ha gustaro mucho "La humillación ", de Roth. Me ha defraudado lo último de Mondiano. Ajo y zafiros en el barro del verano.

      Abrazos

      Eliminar
    3. Querido Ricardo, tengo otra saca de recomendaciones. Ya te he preparado el libro de Botas y dos de Roth, "El lamento de Portnoy" e "Indignación", del que ya tengo casi completa la reseña. Para mi sorpresa, he hallado muchos elementos comunes e incluso anécdotas compartidas.
      No te debes perder el libro de prosa de Almuzara, una delicia. En fin, hablamos pronto y a ver si nos vemos el domingo.

      Eliminar
  4. Felicidades por tu inspiración, que viene de una contemplación serena y relajada a la orilla del mar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribimos todos el mismo poema ( lo dijo Borges ) así que no hago más que poner las líneas que me corresponden para no desmerecer del trabajo de autores como tú.
      Es verdad que mar adentro el horizonte es otro.
      Un abrazo que alguna vez será emotivo y cálido, junto a una cervecita fresca.

      Eliminar
  5. Esta vez facebook vino al rescate de inmediato para dejarme el nombre del autor de la fotografía que ilustra esta entrada. Pertenece a VÍCTOR FERNÁNDEZ ANTÓN. Como no podía ser menos, hago pública mi gratitud y espero seguir contando con más fotografías de Víctor en el futuro.

    ResponderEliminar