sábado, 10 de noviembre de 2012

ESTRATEGIA.



ESTRATEGIA

Mantengo una estrategia rigurosa
que supone continuo aprendizaje;
con ella maduré tu encarnadura,
hice de tus espejos refugio protector.
De pronto la vigilia
impone su aspereza.
Te desgajas de mí,
adquieres vida propia,
y encaminas afanes a otro sueño.
No pongo en entredicho
tu postura,
ni te pido consuelo.
Pero es larga la noche
y habito un caserón destartalado,
sin salidas de urgencia.

         ( Del libro La noche en blanco, DVD, Barcelona, 2005)

4 comentarios:

  1. Muy interesante este inquietante poema que nos invita a sumergirnos de una forma profunda en nuestro interior. Dependiendo de las vivencias del lector, un poema tiene la gracia de ofrecer diferentes interpretaciones. Por ello, cuando leemos poesía, solemos detenernos especialmente en aquello que resuena dentro de nosotros. En mi caso: “ Te desgajas de mí, adquieres vida propia “.
    En algunas etapas de nuestra vida hemos llegado a sentir dolorosamente como nuestro yo se fragmenta, se desgaja, creándose una dicotomía peligrosa para nuestra salud emocional y mental. Una lucha de separatividad entre el yo establecido y convencional, y el yo que desea soñar libre porque la “imaginación existencial” es infinita.
    Al final acabamos adentramos en una “noche oscura” que parece no tener salida de urgencia en donde nuestros sueños se comienzan a convertir en pesadillas.

    Qué importante y maravilloso es el oficio del poeta, del escritor, porque tenéis la capacidad de expresar, con atractiva habilidad e ingenio, las venturas y desventuras de nuestro mundo interior sobre el tablero-expositor de la consciencia. Muchas gracias,José Luis

    ResponderEliminar
  2. Querida Candela, me emociona tu reflexión, es casi una teoría sobre la identidad de quien escribe y la naturaleza de lo que escribe. El poema se basa en el papel que tienen los sueños para hacer "reales" inquietudes y personajes que más tarde adquieren vida propia.
    Todo el libro, LA NOCHE EN BLANCO es el avance de una relación entre el yo poético y un sujeto ideal. La vigilia hace posible un encuentro que el amanecer convierte en un simple sueño.
    Ha sido maravilloso este diálogo, aunque falte el café sobre la mesa. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Después del comentario de Candela, mis palabras me parecen insulsas, aunque sabes que en tu poesía siempre encuentro algo de referencia, algo que conecta conmigo, pobre aprendiz de lectura de poesía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Querida Elena, ningún comentario es insulso. Es la respuesta más directa al trabajo en el blog; tus comentarios siempre han sido en este blog una referencia de debate y diálogo y seguro que lo seguirán siendo.
    Me encanta el otoño; el ambiente frío hace más palpable la calidez de los sentimientos.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar