sábado, 5 de enero de 2013

VÍSPERAS



6 de enero

Algo me dice que en los gestos de un niño,
poniendo entre las sombras sus zapatos
y unos vasos de agua
para apagar la sed de esperados viajeros,
está toda mi vida.

Han pasado los años
y no sé de renuncias ni de claudicaciones;
jamás me fue posible vivir en otra casa
que no fuera tu sueño.

    (De Población activa, Deva, Gijón, 1994)

10 comentarios:

  1. Gracias Elisabeh, me alegra mucho que hayas vuelto a la cita imprevista con el blog. Siempre es grato percibir que el poema llama a otras puertas y encuentra en ellas una entrada para seguir caminando.
    Mis mejores deseos para tus libros y para ti un nuevo año lleno de felicidad y poesía.

    ResponderEliminar
  2. Seguimos siendo ese niño que fuimos y que, no sé por qué curiosos laberintos del destino, muchos se empeñan en convencernos de que hemos dejado de ser. Adoro esa 'casa' luminosa de la infancia; en ese niño del tamaño de un grano, como diría Miguel Hernández, están sintetizadas todas las esperanzas.
    Que los Reyes sean pródigos. Los míos lo van a ser en libros. Y gracias.
    Ismael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Ismael, para muchos la infancia es simple arqueología emocional. Para mi es una manera de mirar las cosas con los ojos de la ilusión.
      También mi mesa se llenará de libros y seguro que los que vengan rezagados encontrarán en mis estanterías un preciso lugar para que se queden a vivir cerca.
      Disfruta de los últimos días vacacionales. El segundo trimestre ya está llamando. Abrazos

      Eliminar
  3. Simplemente bonito - que palabra tan bonita, por cierto- eso
    que la poesía cuando es bonita no me atrevo a comentarla, mejor
    la disfruto en silencio.
    Un fuerte abrazo y que sigas en esa casa de ensueño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La luz del Mediterráneo, Paco, siempre pone en tus palabras colores claros. Gracias y mis continuos deseos de que este diálogo a distancia madure y se sobreponga a las sombras del pesimismo.
      Disfruta de unas vísperas esperanzadas con tu familia y tu literatura. Abrazos desde Rivas.

      Eliminar
  4. Precioso, José Luis. Qué hermosura. Gracias, amigo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la noche de Reyes te sea propicia y que tus bolsillos amanezcan llenos de palabras y sueños para que nunca pierdas tu sonrisa.
      Tenemos una lectura pendiente con José y celebrar el libro de Esther; así que la semana laboral comenzará celebratoria.
      Abrazos a Begoña.

      Eliminar
  5. Afirmándonos en el niño que fuimos, que ojalá sigamos siendo, podemos mirar hacia delante con la claridad que el tiempo nos intenta robar. Muy bello poema, José Luis.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ánimo se fortalece con la esperanza de seguir en el camino, sabiendo que el pasado permanece y nos justifica; pero sabiendo también que el futuro es una esquina que hay que doblar.
      Un abrazo solidario.

      Eliminar