miércoles, 6 de marzo de 2013

RAROS.

Nueva York, octubre 2011. Fotografía de HILARIO BARRERO

AFORISMOS CON NIEVE:
 
               (Para los que comparten la normalidad de ser distintos)
 
Soy tan raro que para reconocerme mi conciencia me pide el DNI.

Los pudorosos convierten sus confidencias en movimiento de ajedrez.

Asuntos personales que tienen la duración de un aforismo y menos contenido.

En invierno los sentimientos exigen estructuras elaboradas, escenarios con luz natural y narradores distanciados. Como esta fotografía de Hilario Barrero.

Se quedó solo. Ahora recupera minerales en la galería de los desafectos.

 Futuro; esa aspirina diluida en el agua fresca del fracaso.

Andar extraviado tanto tiempo me deja ante tu puerta. Llamo al timbre. Espero.

8 comentarios:

  1. > Andar extraviado tanto tiempo me deja ante tu puerta. Llamo al timbre. Espero.

    Pues has tenido suerte, no estoy detrás de mi puerta, yo también la perdí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser cuestión de quedarnos a la intemperie un poco de tiempo y buscar algunos leños para la fogata... Así que vamos sacando la manta y la bufanda, querido chisme.
      Por cierto, no me negarás -tú que sabes de imágenes- que la fotografía de Hilario Barrero es maravillosa.
      Un abrazo y una vez más un apretón grandote de manos por saber que sigues al lado.

      Eliminar
  2. José Luis, no sólo desempolvas (del desván de la nieve) imágenes del pasado y las pones al día con tu prosa y tu inteligencia, sino que también me haces a mi volver a mirar la imagen desde otro punto de mira. Esos aforismos bien valen ese fotografía y todas las que uno tiene. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi valoración, querido Arquicepreste, es ésta: temo que mis aforismos no están a la altura de tu fotografía (que tiene altura de rascacielo).
      Qué regalo poder estar tan cerca en el quehacer diario. Nos vemos allí, en Toledo, en Rivas... pero nos vemos.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. ¡Qué bueno y cuanto disfruto de estos aforismos!
    son como el agua fresca para el naufrago que
    se ve rodeado de agua ... salada.
    después de un día trabajo tan. . . eso, que he
    llevado, esto es música para mis oídos.
    Agradecerte el comentario tan acertado,
    como siempre, en mi blog.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sabes, tengo una gran devoción por esta escritura de rastro menudo que sigue las huellas de lo cotidiano. En esta ocasión, he buscado un concepto mal visto por el rebaño: la rareza. En muchas ocasiones me siento una oveja negra; con mis amigos.
      Yo también aprecio al máximo tu presencia en estas antaciones. Seguimos cerca, al paso.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Si alguien anda extraviado tanto tiempo, le abrirán seguro, con una bonita sonrisa.
    Los pudorosos saben que los movimientos de ajedrez tienen encanto, para ellos no es estrategia, es como un baile lento al que van acoplando sus pasos cada día un poco más..un poquito más.
    El invierno requiere chimeneas y palabras cálidas y voces que comprenden todo porque sienten igual.

    Espero que tú no andes extraviado en estos días de invierno, al menos con tu escritura y tus libros el tiempo es para ti mucho menos desapacible.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marta, no sabes cuánto agradezco tus reflexiones en este blog; siempre están llenas de calidez y sensibilidad.
      Soy un extraviado por naturaleza, me gusta la búsqueda y tengo la sensación de que el diálogo más interesante es siempre el que se hace con llamadas perdidas.
      Un fuerte abrazo y mucha suerte en tu trabajo.
      Besos.

      Eliminar