jueves, 14 de agosto de 2014

NOCIÓN DEL TIEMPO

 
 
                                              NOCIÓN DEL TIEMPO
 
    Mi reloj se queja de que ha perdido estos días la noción del tiempo. Lo confirma en voz baja, a desgana, como si un bostezo prolongado  no dejara articular las frases. Entiendo su estado. Me sucede lo mismo cuando camino, empequeñecido y silencioso, por el litoral, junto a la línea azul que me deposita en ese mar de nubes del ensimismamiento. Un mar calmo, sin olas, que ha firmado una tregua con la felicidad. 

4 comentarios:

  1. Amigo José Luis, creo que he tomado el mismo camino, estoy despejando tormentas mientras intento crear calma. Todo da vueltas en un remolino sin fin, pero ya estoy curtido en estos avatares y cualquier punto es amarre para mí, así que aquí sigo leyendo tus pensamientos tan cálidos y refrescantes como siempre. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece una decisión llena de sensatez; el mal tiempo necesita la sombrilla protectora de la razón y seguro que sabrás encontrar el itinerario adecuado. Gracias por tu amistad, compañero.

      Eliminar
  2. es, aunque inconfeso, un secreto de libertad
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, querido Omar, vivimos a diario el dictado del tiempo, ese afán de ser en cada instante la fuerza del más mínimo gesto. Sin reloj el tiempo se ensancha, se hace libre. Un fuerte abrazo y una vez más mi gratitud.

      Eliminar