jueves, 16 de junio de 2016

EN FAMILIA

Deterioros


EN FAMILIA

   En casa no nos gusta incomodar a nadie, señor comisario. Las cosas son como son. No hay más indicios, pero todos buscábamos algo. Mi madre buscó siempre el sosiego en la farmacia; mi padre en la mudez de un cigarrillo, convencido de que el cansancio y el frío están en las palabras, pero son otra cosa; mi hermana, cuando niña, en el reclinatorio de la ermita y después en la esquina más rentable del polígono sur. Yo que no busqué nada, encontré un libro y en él sigo.
  Vivimos juntos el abuso feliz de sentirse en familia. Repare usted que en nuestra casa los sueños nunca dieron ningún paso. 

(Del libro en preparación Cuentos diminutos)



15 comentarios:

  1. Fascinante. Creas un universo con el magnetismo de la palabra justa. Un gran abrazo lleno de admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tanto afecto, María; los cuentos son piezas de un mosaico que tienen un grado de complejidad invisible pero fuerte. En mis cuentecillos uno poesía y prosa, como si se creara un género ambiguo que conova en sus líneas reflexión y crónica. Me alegra que te guste mi escritura, María; tu amistad es un privilegio.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Querida Belén, qué suerte encontrar cerca el calor de tus palabras; la verdad es que sobre los microrrelatos tengo muchas dudas, y tu palmada afectiva me anima siempre. No nos vimos en Sevilla, pero nos veremos en la próxima; a ver si hay suerte y viajo pronto al sur.

      Eliminar
  3. Veo que estos "Cuentos diminutos" crecen en número y grandeza. Excelente micro, maestro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias poeta, creo que la prosa me cuesta mucho más que la poesía. Y creo también que poco a poco el libro irá adquiriendo cauce y vida. Un gran abrazo y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Quedarse en vida, ubicado en cuatro paredes, trae estas cosas. Muy buenos estos diminutos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los que visitan estos puentes con frecuencia saben que tu nombre es siempre un vértice central de los comentarios; así que no queda sino darte las gracias y desearte todo el éxito posible en tu primer libro de relatos. Un entrañable abrazo.

      Eliminar
  5. Con que facilidad describes, en pocas letras, un entorno familiar. ¡Bella imagen...!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un relato sobre la derrota querido amigo, sobre esa confrontación continua entre realidades y sueños. me alegra que haya capturado tu interés. Un fuerte abrazo y seguimos cerca en la amistad y en la escritura.

      Eliminar
  6. Genial tu amistad, Tracy, ¿qué haría yo sin tus exageraciones?. Los cierres son siempre elementos claves del poema o del cuento, es la guinda que culmina el bon apetit del pastel casero. Feliz jornada.

    ResponderEliminar
  7. A mí me parece una familia muy triste, aunque muy real. Enhorabuena, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Jaco, es un microrrelato de serie negra, un recorrido por la desolación. Otro día buscaré un poco de luz; también el día hoy se asomó lluvioso y crepuscular. Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. No había visto tu foto en la feria del Libro que acabo de compartir. Mis disculpas y muchas gracias por el detalle. "Re-generación" en tus manos es una alegría.

      Eliminar