domingo, 26 de junio de 2016

MOTIVOS PERSONALES

Todo empieza hoy


AFORISMOS PARA MAÑANA


Cada náufrago reclama para sí la madera raída.


En los espejos la imagen desvaída del futuro, sin alzar los ojos ni una sola vez


Perseverar apostado frente a la fijeza del paisaje, con la tenacidad zancuda de las grúas.


Ante las rocas  los argumentos piden cara o cruz: escalar o pasar de largo.


Luz dormida en la mansedumbre del estanque y los ojos infantiles que  nada saben de la refracción.


Acaso, esto y aquello. Marejadas, borrascas, nubes y claros. Meteorología de poeta.


No están cerca o lejos. No están.


La escritura y yo,  restaurante discreto en el que solo hay sitio para dos comensales.


Alguien escribe. Soy parte de la trama. Un personaje episódico.


En la lisura del cristal, los aspersores del jardín difunden transparencia. Mi casa y el día que declina. Pienso en aquella línea de Jorge Luis Borges: “No pasa un día en el que no estemos, un instante, en el paraíso”. Espejismos.


Que el desconcierto no sea obstáculo interpuesto; camina junto a él.


                                      (Del libro Motivos personales)



4 comentarios:

  1. Qué bien has sabido colocar el orden de los aforismos.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada aforismo es autónomo, Tracy, así que ellos crean un orden personal a trasmano que da sentido nuevo a la lectura como parte de un todo. la verdad es que los aforismos son pequeñas chispas de inteligencia que vienen muy bien en la sombra diaria.
      Besos grandes y cómplices.

      Eliminar
  2. Magnífico leerte, como siempre... "Que el desconcierto no sea obstáculo interpuesto..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desconcierto es la torpeza tenaz de las palabras cuando se descosen los significados; me he acostumbrado a hacer de tu amistad una amanecida y qué luz se recibe en mi ventana. Un abrazo.

      Eliminar