viernes, 20 de noviembre de 2020

EJES DE SIMETRÍA

Espejismo
Fotografía
de
Javier Cabañero Valencia

 

EJES DE SIMETRÍA 

 

En otoño, la naturaleza recuerda que el silencio es aguja magnética.

Aunque desempeñe su labor comunicativa habitual,  o sea un asunto privado, la escritura  necesita un contexto previo. El encuadre correcto que no desfigure sus bordes y responda a un eje de simetría que deje las coordenadas del lugar exacto. Sin él la ternura se convierte en erotismo y el erotismo simula ser pornografía. Su comprensión requiere entender que los mensajes contienen otras percepciones de la realidad. Las palabras emergieron en un espacio y tiempo concretos.

Esa aspiración crecida del párvulo literario que aspira a dictar doctorados éticos y estéticos.

Valoro mucho la confianza, esa luz que oculta la niebla, gotas frescas que alejan la sed.

El optimista es proclive a la grandilocuencia; cree que la amistad es fuerte, como la raíz de una secuoya. Así que sufre un terrible efecto erosivo en su ánimo cuando descubre que la raíz es solo un hilo suelto, el expandido temblor de una telaraña.

El tiempo desvela una paciente labor de sondeo para alumbrar identidades, tramas y personajes que reconstruyen con fidelidad nuestras relaciones sociales. En ellas, la soledad abriga una propuesta introspectiva, elegíaca e intimista.

El ahora se convierte en tiempo narrativo de una identidad incierta. Soy una estela que pregunta con insistencia, en primera persona, en el despertar de la memoria por sus indicios sentimentales.

Los que rechazan la poesía confesional desconocen la fuerza hipnótica que genera indagar en el sentido de la existencia. Algo que sabían muy bien Jorge Manrique, San Juan de la Cruz, Quevedo, Bécquer, Antonio Machado o Luis Cernuda.

Los otros, esas aproximaciones esporádicas.

                                                                                                 (Apuntes del diario)

6 comentarios:

  1. "En otoño, la naturaleza recuerda que el silencio es aguja magnética."
    Una frase que tiene entidad propia sin desmerecer el resto pues se pueden destacar muchas más pero esa me impactó, quizás por ser el comienzo. Unos buenos apuntes para tener en cuenta. Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias siempre, Chelo, por tu generosidad lectora; es otoño y es tiempo de andar ensimismado; pero el camino vital necesita el regreso, así que este tiempo de meditación es ventana a otros días con luz.

      Eliminar
  2. Creo que nunca y a pesar de que te sigo, he comentado nada tuyo.

    He dejado mi blog unos años y ahora vuelvo a retomarlo. Escribo frases, reflexiones, relatos. Pero últimamente dejo palabras y recorridos por pensamientos, dejo cosas que suceden. En fin, que no estoy muy inspirada que se dice.

    Me gusta tu entrada eres bastante bueno escribiendo. Felicidades.

    Aunque yo prefiero no ajustar, y marcar tanto los escritos, es decir me gusta que fluyan libres. Pero sólo es mi humilde opinión.

    Un abrazo. Y felicidades una vez más por este maravilloso blog tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus amables palabras; te lo agradezco muchísimo; es verdad que cada escritor tiene sus propios modelos expresivos en el diario y que a mí me gusta mucho la reflexión fragmentada. Por eso la empleo con frecuencia. Un abrazo entrañable y suerte con el blog.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Un placer, y enorme gratitud por tu cercanía; veo que tu blog funciona muy bien y que se multiplican los comentarios. Te felicito, por ello. Mil gracias por tu amistad.

      Eliminar