jueves, 3 de junio de 2021

LOS QUE ESPERAN

Reloj dormido
Fotografía
de 
La Voz de Asturias
 

LOS QUE ESPERAN 


   Llegan temprano al parque, desde algún lugar común y desdoblado. Caminan lentos como un rumor antiguo. Tienen desgarraduras en el cuero curtido del zapato y los ojos adustos, clavados en el suelo. De vez en cuando relatan vidas improbables, escapes de otra identidad que ahora parece tangencial y oscura. Cuando están en el parque nada ocurre, pero son más ellos. Suspendidos en una actitud tallada por el tiempo, con el reloj dormido, solo esperan.

Apunte otoñal


2 comentarios:

  1. En su reloj de arena,
    poblado de latidos,
    es opaco el cristal.
    Feliz jueves, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida poeta, estamos en ese itinerario de celebración de la ternura y de aceptación del hilo frágil que sostiene a cada identidad; son días de observación y conocimiento, de buscar en ese teatro abierto del parque la soledad de los que necesitan compañía y palabras, ganas de seguir caminando. Fuerte abrazo.

      Eliminar