viernes, 21 de enero de 2022

EXIGENCIAS DEL TALLER LITERARIO

Voces entre las ramas


 

EXIGENCIAS

 

   En el taller literario, no basta la buena intención; para  que  el itinerario personal cruce el umbral de lo permanente y busque pronto ese cielo de fondo entre las ramas del lector deben cumplir, de forma imprescindible, algunas exigencias. Cuánto emociona escuchar su voz dubitativa. La literatura es un encuentro pactado entre dos comensales: el autor y las palabras; son dos caminos que se juntan en un punto de cruce, ajenos al invierno, para firmar acuerdos y pactos comunes. Cada gota pregunta donde debe guardar su transparencia. Cada género asciende a su peldaño para depositar en él sus huellas firmes: deja el ensayo, el sentido cartesiano, la línea recta a salvo de cualquier divagación; el aforismo añade la persuasión pedagógica y la prolongación del pensamiento desde la resta de palabras, nada sobra; el relato nos trajo la complicidad y la pequeña magia del final; la novela, el paso libre de los argumentos y  la inteligencia ordenadora en el rumbo de los personajes; y la poesía, el misterio vespertino de la insinuación, el no sé qué que queda balbuciendo. El escritor añade la caligrafía humilde del tanteo; la intuición creadora; la riqueza emocional y la mano fuerte de un día laborioso que consume su luz en un instante.



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario