martes, 22 de abril de 2014

JORNADA EN VALDEMORO (MADRID)

Semana Cultural en el IES Villa de Valdemoro
22 de abril: Taller del haiku
                                  Fotografía de José Ismael Alonso  
   Comienza la Semana del Libro. Al final de la mañana viajo a Valdemoro para realizar un "Taller del Haiku" con el alumnado de Educación Secundaria del IES Villa de Valdemoro, una actividad organizada por el Departamento de Lengua y Literatura y coordinada por el profesor y escritor José Ismael Alonso Álvarez. No cuesta nada conectar; mis encuentros con la grada juvenil me parecen una prolongación natural del aula y siempre mezclan en su desarrollo ilusión, interés y esa ingenuidad de quien mira la literatura con los ojos solemnes de la idealización. Confío en que este primer contacto con el haiku sea una brizna de inquietud y curiosidad que acerque nuevos lectores a la estrofa japonesa. El centro educativo se ha volcado en la preparación de la actividad y todo sale a la perfección, incluso el debate final que recupera preguntas clásicas y algunas ideas preconcebidas sobre el poeta y sobre la escritura de versos. Pues eso: poesía son ellos, guapos, atentos y llenos de vida. Prometo repetir.
  Completo jornada con una lectura en la Biblioteca Municipal Ana María Matute. De nuevo el papel de José Ismael Alonso es esencial, tanto en la disposición del audivisual previo como en la presentación de mi trabajo de estos años.  Es abril, siento el calor de un auditorio que busca en la poesía unas gotas de luz. Otra vez en el coloquio la lluvia cristalina de interrogantes, aunque yo no tengo demasiadas respuestas. Como Borges, soy un lector que escribe por necesidad; en este día, un lector feliz que vuelve a casa con la música de Wim Mertens muy alta y con ganas de contar a los que me quieren que hoy no hubo nubes en el cielo de lo laborable y que fueron completas las horas de sol.

2 comentarios:

  1. Hoy nos has hecho un poco más felices a todos, José Luis. Tu presencia ha sido un lujo y un honor, aunque como estos sustantivos quedan demasiado engolados, prefiero lanzarte un abrazo de gratitud y de admiración. A tu lado se aprende mucho sobre la poesía y la vida. Sencillamente, gracias. Seguro que dentro de no mucho te volvemos a ver por Valdemoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues conviene señalar que el "culpable directo" de esta jornada tan grata has sido tú, así que -también en este blog- te doy las gracias por el afecto, la organización y la manera de mirar las cosas a través del poema. Seguimos cerca. seguro.

      Eliminar