sábado, 26 de abril de 2014

EN COMPAÑÍA


EN COMPAÑÍA

Somos. Abriga la intemperie. Tu cuerpo es esa patria limitada y tangible en la que cada noche me cobijo.

En el interior del mismo camino, proximidad y lejanía.

Te quiero como el primer día. Lo sé por lo que tardas en regresar.

En la trinchera, esa lucha continua entre lo deseable y lo existente.

                                  (Mejores días, Mérida, 2009)

6 comentarios:

  1. Jajaja, Qué bueno, siempre me sorprendes, como esa trinchera de realidades que mezclas con lo deseable, me encanta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, feliz sábado, ya sabes que la literatura es sobre todo ese juego de manos que despierta unas gotas de admiración y desconcierto. Unas veces se logra y otras no; tú lo pones fácil porque los aforismos son uno de tus géneros literarios predilectos. Yo comparto ese gusto por la brevería. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho este poema, José Luis. Esa mezcla de "proximidad y lejanía", de lo "deseable y lo existente", que siempre existe paradójicamente en nuestra vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos contradictorios, Fanny, hechos de permanencia y fugacidad. Me alegra verte cerquita, apenas queda tiempo para el afecto y por eso es una alegría comprobar que asoma por una grieta del fin de semana. besos.

      Eliminar
  3. El amor como esa capacidad de armonizar juntos en el abismo entre el deseo infinitamente fabulador y los límites de la realidad, de pender juntos en equilibrio en la contradicción de ser humanos.
    Hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, recuerda que Luis Cernuda habló en sus poemas de esa distancia insalvable entre la realidad y el deseo; cada uno de nosotros la experimenta cada día y hay que creer a esa ilusión que asegura que somos eternos en los sentimientos. Una alegría contar contigo. Abrazos.

      Eliminar