domingo, 22 de febrero de 2015

SOBRE POESÍA (AFORISMOS DE USO)

SOBRE POESÍA (AFORISMOS DE USO)

Para Sandra (Pulgacroff), 
por hacer de la literatura una razón de vida 
                  

. Confianza. Supone que en cada texto encripta una lección magistral.

. Que el poema tenga siempre un hueco para la razón.

. Los poemas sin ideas confían en los efectos tipográficos.

. Bricolaje: ocupación mañosa de la poesía visual.

. Poesía transformista, empeñada en cambiar detrás de cada premio.

. Nadie es más que nadie. El poeta joven tampoco.

23 comentarios:

  1. Gracias amigo Jose Luis por la dedicatoria de tu entrada. Me hace mucha ilusión porque efectivamente no lo has podido expresar mejor: la Literatura es para mí razón de vida.
    Me gusta mucho que además sea una entrada sobre aforismos de Poesía. Me encanta el de que elbpoema tenga siempre un hueco para la razón, porque creo que por encriptado que parezca,a veces que está, el poema siempre tiene una razón detrás que lo genera y le da vida.

    Gracias de nuevo y un abrazo muy fuerte de domingo José Luis.
    Sandra Sánchez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sandra, mis amigos de verdad saben que lo mejor que me ha dado la literatura ha sido el abrazo cálido de unos pocos amigos. Hay quien piensa que el quehacer literario es una escalera para subir peldaños de éxitos sociales y son capaces de cualquier maniobra para estar arriba.
      Pienso de otra manera: la literatura es vida y la vida sin los afectos es un rincón sombrío.
      El aforismo es una manera de analizar a diario lo que sentidos y pensamiento exploran. Tal vez por eso es un género imprescindible para mí.
      Me alegra que esta entrada no te haya decepcionado. Gracias por estar.

      Eliminar
    2. ¿Decepcionarme? , me ha encantado José Luis!
      Los únicos peldaños que yo subo con la lectura y con la escritura son los de mi propia felicidad. No me parece poca cosa.
      Estoy de acuerdo con tu comentario y espero que la literatura te siga dando abrazos cálidos de verdadera amistad.
      Yo de momento te mando uno desde este lunes lluvioso.
      Sandra.

      Eliminar
    3. Una de las aportaciones esenciales del blog es la posibilidad de un diálogo vivo. Por eso valoro tanto tu estar próximo. La soledad de la escritura necesita entonaciones renacidas, ecos de otras voces. Gracias, Sandra. Estamos juntos en la amistad y en la literatura.

      Eliminar
  2. Muy buenos aforismos, pero el último es mi preferido, un acierto.
    Abrazos, querido José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, echaba de menos tu cariño cordial y tus palabras en el blog; sé que hay muchos libros en el alero y muchas obligaciones en el día a día, pero siempre es grato percibir los afectos cercanos. Un abrazo y enhorabuena por tantas décadas de dedicación literaria y tantos reconocimientos. Feliz domingo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, José Luis, ya ves que, aunque tengo muy poco tiempo para escribir comentarios, a veces puedo hacerlo en tu blog, algo muy reconfortante. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Lo sé; querida poeta, no es fácil estar en todos los sitios y naturalmente entiendo los agobios que yo también vivo a diario. Pero es verdad, como decía a Sandra, que uno de los máximos valores del blog es el café cercano de la confidencia. Abrazos y estás. Muchas gracias, María.

      Eliminar
  3. Estupenda entrada José Luis. Me alegra la satisfacción de Sandra, me gusta su entrega. Lo mismo que María Sanz yo también me quedo con el último, lamentablemente la poesía está rodeada de narcisismo, ojalá que sólo nos roce a nosotros. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmela; debía esta muestra de afecto a Sandra porque nuestra amistad recién estrenada me ha ido dejando cada día estampas de un carácter entrañable y sin fisuras. Así que los aforismos sustituyen a una conversación de sobremesa.
      El tiempo es un buen antídoto contra la vanidad, nos enseña que es un espacio ridículo, lleno de sombra y frío.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Carmela. Me gustan las personas con las que se puede mantener un diálogo sincero y José Luis me pareció una de ellas desde el primer momento.
      Yo no aspiro más que a aprender de las personas que saben y que además no tienen objeción en enseñar y en compartir sin ese narcisismo del que habla el último aforismo de la entrada (que por cierto también me gusta mucho y me parece muy verdadero).
      Me gusta haber encontrado gente como vosotros, aunque sea así en la distancia.
      Un abrazo,
      Sandra.

      Eliminar
  4. Qué decir, José Luis: una nueva ración de razón; materia para reflexionar y hacer examen de conciencia. Muchas gracias.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querido Antonio, si has hecho caso a Kavafis -Ítaca es el camino- seguro que has vuelto de Turquía con muchas sensaciones llenas de luz. Así que los versos encontrarán un Bósforo para salir hacia la página en blanco. Hermoso viaje y una alegría tu regreso a estos puentes.

      Eliminar
  5. Sin razón, o sea, sin uno de los atributos esenciales del ser humano, no hay Poesía.
    La palabra escrita es también tipografía ( o caligrafía en otras ocasiones). Quien no posea sensibilidad en la percepción visual debería dedicarse solo a la poesía oral, o sea, solo a recitar, como "antiguamente", la poesía en sus inicios.
    Un abrazo, querido José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sofía, es un gozo encontrar tus reflexiones en estas páginas. Los aforismos no son dogmas, son solo enfoques que marcan una estela leve en el ideario poético.
      Siempre agradecido por tu voz. Abrazos fuertes.

      Eliminar
    2. Me congratula que así contemples la mínima aportación que yo pueda realizar a la expresión de tus enfoques, querido José Luis, pero te aseguro que no pretendo alegrar, solo no dejar sola a una mirada a la que siempre le estoy agradecida. Abrazo.

      Eliminar
    3. Pues esa compañía en el poema es un diálogo que me proporciona confianza y saber. Llevo muchos años en la literatura, tantos que mis canas han ido dejando en los libros sus horas de paso. De nuevo, te agradezco el caminar hombro con hombro.

      Eliminar
  6. Nadie es más que nadie, ni si quiera los poetas consagrados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el poeta consagrado sabe que es Ulises, Nadie, porque en su viaje a Ítaca está de vuelta; en cambio el poeta joven solo escucha los cantos de las sirenas... Están en distintos momentos vitales. El sosiego y la premura caminan con distinto ritmo en la escritura. Abrazos, Tracy.

      Eliminar
    2. Muy buena respuesta pero tú sabes como yo que no todos los consagrados se saben Ulises.

      Eliminar
    3. Soy miope y desconozco cómo abarcar la ideantidad ética de los poetas de obra reconocida. Supongo, como tú, que en esa viña habrá de todo: vinos humildes y tipos aristocráticos, uvas del lunes y frutos para nochevieja. Siempre hay que elegir, querida Tracy, entre estar o ser. En cualquier tramo del camino. Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu continuo aliento.

      Eliminar
  7. Nadie es nadie. Y nada quedará. Desde esa humildad hay que construir la casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de los que ven el futuro en el ahora, sin transcendencias, hecho de matices y aportaciones al reloj diario. Soy optimista: sé la felicidad que un buen libro nos deja entre las manos, la gratitud de una charla cómplice, el calor de un verso... Somos eso, la primavera está... Sin más. La inmortalidad debe cansar muchísimo... Un fuerte abrazo, Paco, y muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar