martes, 17 de febrero de 2015

PAISAJE METAPOÉTICO

Valle Amblés (Ávila)


PAISAJES METALITERARIOS
La soledad es un farol
certeramente apedreado.
 ÁNGEL GONZÁLEZ

. Sin genealogías ni precursores, el escritor adánico se sueña explorador de una tierra baldía.

. Los que hacen del personaje moral una identidad invisible, emplean el cinismo como molde compositivo.

. Escritura singular y canónica, que reclame ejercicios de apropiación temprana.

. Valor y precio del reseñista. Más que páginas dogmáticas y asuntos de púlpito, interpretaciones abiertas.

. Piensa que la ortografía es quehacer de eruditos.

. Lleva  su tono muscular a las facetas subversivas del lenguaje.

. Saldo solvente de opiniones literarias y un entramado teórico que bascula entre el As y la revista Pronto.

. Leo por ahí que el aforismo es literatura de antipáticos. También de ingenuos que confían en el pensamiento para entender la realidad.

9 comentarios:

  1. Pensaba en Ávila que el paisaje abulense tiene una hermosa arquitectura poética. Es un buen sitio para mirar los pliegues del lenguaje. Allí nacieron estos aforismos metaliterarios, donde vida y literatura se dan la mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mal paisaje para llamar a la reflexión y la palabra. Desde Estambul y con una nevada impresionante, un gran abrazo

      Eliminar
    2. Vaya, Antonio, pensar que junto al Bósforo y la basílica de Santa Sofía, tienes tiempo para acercarte al blog anima a cualquiera. Feliz trayecto, amigo, y disfruta del clima que siempre deja sitio al futuro poema.

      Eliminar
  2. Fui, soy y seré grande admiradora de Angel González.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los grandes. Y lo fue en su doble vertiente, como escritor y como ser humano. A mí también me encanta, Tracy.

      Eliminar
  3. Siempre llego hasta aquí ávida por aprender. Me resultaría muy difícil escribir aforismos como los tuyos, yo personalmente te felicito por ellos. No es negativo intentar dilucidar las cosas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no; es más: acercarse a las cosas a la luz de la inteligencia permite captar sus matices y sus verdaderas dimensiones. Y se puede sonreír con el gesto sereno de la coherencia. Abrazos y muchas gracias por tu presencia.

      Eliminar
  4. Ese paisaje de Ávila es muy relajante. Los aforismos me parecen chispazos de mentes despiertas. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana, esta mañana has estado muy cerquita puesto que he hecho una animación lectora en el instituto sobre el haiku y he leído algunas muestras de amigos poetas como tú. La atención de los alumnos ha sido máxima, así que estoy encantado, como lo estoy también en el sobrio paisajismo abulense. Una acuarela grisácea, pero llena de luz... Un fuerte abrazo.

      Eliminar