martes, 10 de febrero de 2015

VICENTE LUIS MORA. CIRCULAR.



Vicente Luis Mora
UNA RELECTURA DE CIRCULAR 

  La continua lectura de poesía requiere oxigenación. Y, con franqueza, desconozco un remedio más atinado que la relectura para almacenar aire limpio. Así que no improviso; el cansancio lírico me exilia del sillón hasta la biblioteca personal. Es un gesto reiterado que no tiene preferencias de género. Solo me guía la brújula del recuerdo, ese norte que acude a los títulos que un día nos concedieron horas de grata compañía. Hoy fui previsor y he tomado de los estantes tres alegrías: Stendhal, una biografía escrita por Giusepe Tomasi di Lampedusa, con versión de Antonio Colinas,  Utopía, el clásico de Tomás Moro, editado por Planeta con traducción y prólogo de Joaquim Mallafré, y Circular, colección de relatos del poeta, ensayista y crítico Vicente Luis Mora.
   Comienzo por el último, una cuidada edición de Plurabelle. De inmediato, los brevísimos textos secuestran mi atención y me conducen por una senda panorámica. Es un libro abierto. De microrrelatos. De poemas. De páginas autobiográficas. De brotes orales. De sms. Es una guía de viajes, con aspiración metropolitana, que recorre Madrid de punta a punta, continuamente, como si fuese una geografía circular que unifica y perpetúa principio y fin de trayecto.
   Es un gran libro y avanzo a resguardo entre sus páginas, mientras desde la mesa de lectura los otros comensales fruncen el ceño con impaciencia. No digo nada a Stendhal cuando me recuerda esas redes hiladas que llevan de un libro a otro libro con pulso jerárquico. Respondo a Tomás Moro. El paraíso está aquí, confirmo, en  Circular; y no hay prisa. Que espere el clásico. Cualquier madrugada regreso a la zona centro de Utopía.

  

6 comentarios:

  1. Sin ser tan entendido como tú, también pienso que la "continua lectura de poesía requiere oxigenación"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Tracy; la poesía es un lenguaje cargado de intensidad y "no se puede ser sublime a diario". Una alegría tu estar en estos puentes.

      Eliminar
  2. José Luis pues sí, entiendo perfectamente lo de la oxigenación. Aunque la disfruto muchísimo, la poesía, a veces siento que me absorbe mucha energía por su intensidad.
    Me ha llamado mucho la atención el libro " Circular" del que hablas... Y qué gusto da "escucharte"...

    (Permíteme que te deje aquí la dirección de mi blog ya que se la he cambiado hoy www.letricidiospremeditados.blogspot.com )
    Saludos y un abrazo José Luis!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola poeta, es un libro que debes conocer, como toda la literatura de Vicente Luis Mora, un escritor que arrancó en lo figurativo y ha evolucionado hacia una escritura más experimental y fragmentaria. La verdad, CIRCULAR, engancha porque sus textos, que cambian con frecuencia de formato, son una lectura múltiple de la vida urbana. Al menos, así lo veo yo.

      Eliminar
  3. Personalmente me gusta compaginar narrativa y poesía. Es difícil para mí no escribir y leer poesía a diario. Actualmente es Patrick Modiano quién ocupa parte de mi tiempo y tu Mapa de Ruta continua enseñándome. ¿Qué sería de nosotros sin una tabla de salvación como esta? Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena compañía tiene mi MAPA DE RUTA, querida amiga. Yo también he realizado una lectura masiva de Patrick Modiano y me ha encantado su sencillez directa, sus temas obsesivos y su literatura al milímetro. Qué bueno es, Carmela.

      Eliminar