jueves, 2 de abril de 2015

MIAMI BEACH Y LA PEQUEÑA HABANA

Miami, abril, 2015

SKYLINE DE MIAMI

  Tras un mínimo descanso en Lake Worth, buscamos el sur. Las arterias de Miami sufren una continua saturación de tráfico, así que es necesario elegir los ámbitos visitables para no perderse en un interminable callejear bajo temperaturas tropicales.
  Comenzamos por Miami Beach, cuya columna vertebral es la avenida Lincoln. Es un largo paseo con tiendas lujosas y copiosa hostelería a cualquier hora. Las avenidas cercanas son semejantes, así que acabamos en la playa, haciendo fotos, entre la abigarrada dispersión de sombrillas.
  Al mediodía cambiamos de ambiente. La emigración cubana ha creado un barrio caribeño en torno a la Calle Ocho. En la Pequeña Habana buena gastronomía típica, tiendas de recuerdos y cartelería publicitaria que muestra la riqueza de sentidos del castellano.
  En coche y a pie, los barrios multiplican su oferta visual hasta la hora del regreso. Atardece sobre el skyline de Miami:

OCASO


El sol poniente
en la Pequeña Habana
vuelve a dormirse.  

2 comentarios:

  1. Skyline. Sinónimo de bellas vistas en la distancia. Horrores arquitectónicos en altura en la cercanía. Ciudades hechas sin pensar en el hombre. Óptimos aprovechamientos de suelo y cielo que crecen por encima de los hombres, sin pensar en ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo, qué belleza sensorial en las atardecidas el skyliine de Miami, Orlando, Tampa, sarasota o West Palm Beach. otra vez el eterno debate entre verdad y belleza. Qué alegría recuperar de nuevo tus reflexiones; este blog sin tus palabras es más sombrío. Abrazos agradecidos.

      Eliminar