lunes, 21 de diciembre de 2015

TAREAS DEL BLOG

Espera
Fotografía de Esperanza Hernández


TAREAS  DEL BLOG
(Mil entradas)


   Se percibe de inmediato. Las entradas del blog “Puentes de papel”, que inauguré el último día de 2010, no están marcadas por la incertidumbre de la actualidad sino por mis quehaceres literarios. Es una cuestión de oficio que dispone de códigos propios, no tributarios de los titulares de prensa. Los textos reniegan de antemano del púlpito crítico, la catarsis colectiva, o la reacción propagandística de una ideología que busca conseguir efectos reactivos y una conmoción verbal en la conciencia del lector.
   El blog es solo una tarea de difusión del activo diario, una inmersión en el mapa textual de un sujeto que propone un diálogo con el lector. Cada entrada es fruto de la racionalidad, el análisis estético y las lecturas, tres factores que acrecientan pericia formal y despliegue temático mediante los aportes de la tradición y la singularidad de la propia escritura.
   Mis preguntas de siempre se reiteran: cuándo, cómo y por qué se escribe y qué dictamina los itinerarios genéricos a recorrer. Soy disciplinado; hice del voluntarismo un trabajo estable que solo requiere algunas condiciones generales: la buhardilla con buena luz, el ordenador encendido, el azaroso estar de mis objetos cotidianos, el móvil apagado, fuera de cobertura, y un poco de música –casi siempre la misma- en el viejo equipo de plato de aguja. Así van apareciendo esbozos que dan pie al estudio. También hay frustración y desaliento cuando lo escrito no conduce a ninguna parte o se revela con los trazos cansinos de la indigencia. Rompo mucho. Y vuelvo a la lectura, sin mistificaciones, porque sé que es la mejor estrategia para discernir menas y gangas.
   Desearía que el lector entendiera que en esta tarea no hay ningún escapismo ni se quiebra ninguna filosofía solidaria. No es un factor que anule mi compromiso cívico y personal.  Como ciudadano no refugio en un hábitat digital la mala conciencia. La calle siempre es para mí poesía vertical que leo y corrijo, que me ocasiona negaciones, derivas y rupturas, que me permite sospechar que vivimos un tiempo de orfandad e inestabilidad social, que somos materia frágil frente al rigor y el estatismo del no sé qué.
  Sin literatura este blog no tiene sentido. Y esa meta al alcance no requiere explicaciones sino complicidad y acercamiento. En el blog encuentro ese cuarto dispuesto del que habla un poema del portugués Carlos Poças Falcao: “Ya nada más seré sino un hombre: / engaño por engaño, este me sosiega”. Mientras tanto preparo una próxima entrada. 

  

19 comentarios:

  1. Cada obra tiene su objeto y el de este blog está bien definido. Enhorabuena, José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que esa obsesión por la literatura no convencerá todos; a muchos de mis alumnos les apetecería que pusiera aquí también el pupitre de mis opiniones sobre las cosas del día. Pero el planteamiento inicial era "Literatura" y sigo en esa habitación con vistas. Un abrazo grande, Pedro, y muchas gracias por tu compañía.

      Eliminar
  2. Excelente celebración, José Luis. Tus lectores ya nos disponemos a celebrar con tengo "el segundo milenio".

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, este largo recorrido ha hecho de tu compañía uno de sus activos patrimoniales; también en los días de cansancio y de queja. Gracias por tus afectos. Y un placer adentrarse en tu poesía en la que encuentro afinidad y vecindario.

      Eliminar
  3. Sin literatura, José Luis, nada tiene sentido. Sin poesía no hay vida. "Vivir no es importante/si sólo vivir importa".
    Ánimo, José Luis,y buen año poético.
    Un abrazo
    Eduardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eduardo, mil entradas son muchas; un aguacero tropical de reseñas, poemas y apuntes varios... A veces el cansancio ha sembrado dudas. Y siguen ahí, no sé hasta cuándo. ¿Literatura y vida?, claro, nunca supe que fuesen cosas diferentes. Un saludo entrañable y gracias de nuevo.

      Eliminar
  4. Un apunte necesario: en este largo trecho del blog ha sido esencial el rol marcado por una estela de nombres propios. En el inicio estuvo la mano de Elena Muñoz, hoy volcada en sus tareas literarias y en su propio trayecto creador; fue necesario el apoyo de Javier Cabañero, a quien robé tiempo y energía mientras concluía su doctorado ( Por fortuna el Doctorado concluyó del mejor modo, y desde aquí remito mi enhorabuena por su máxima calificación); y es una costumbre acompañar mis textos con fotografías de encomiables fotógrafos; son muchos, queden aquí los nombres de José Manuel Vilaboa, Alicia del País, Hilario Barrero, María Jesús Ayuso, Javier Cabañero y el álbum personal disponible que abrió hace años Adela Sánchez Santana... Qué hermoso viaje tanta compañía...

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena!!!!
    Me parece que has definido muy bien y con toda honradez, a tu blog, así es que por esto también te felicito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he comentado la guardia pretoriana que una y otra vez ha defedido mi escritura de la intemperie y del silencio. Y en ella estás tú, como un instante de luz que vuelve al día siguiente. Gracias, Tracy.

      Eliminar
  6. Enhorabuena por tu milenio literario en este blog que admiro y que me va proporcionando momentos interesantes y agradables.

    Que el año que estamos a punto de comenzar te siga siendo inspirador.
    Un fuerte abrazo.
    Fany

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus propósitos, querida Fanny; sé que abuso de la paciencia de amigos como tú, pero el blog se ha convertido en un hábito antiguo que me proporciona calidez y diálogo abierto. Así que prosigo ruta a ver qué hay un poco más lejos, o cuánto aguanta la pisada. Una alegría cada uno de tus regresos.

      Eliminar
  7. Enhorabuena, José Luis, tu blog es interesante y acogedor. Aprovecho también para felicitarte las fiestas. Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, poeta, es un privilegio sentir tu cercanía en "Puentes de papel". No olvido el apoyo y la difusión que hiciste de sus entradas y es hermoso pensar que estamos trabajando en común en la amistad y en los libros. Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  9. Pues me ha encantado saber un poco más sobre tus hábitos de escritura y esa "parte de atrás" de estos Puentes...
    Me gustaría saber, si es que no te importa decirlo, qué música es la que sueles escuchar ya que dices que suele ser siempre la misma. Yo también me pongo música muchas veces, pero muchos días estoy en mi casa en un silencio absoluto (hay personas que no saben convivir con el silencio, a mí me encanta).
    Gracias por compartirlo José Luis
    Buenas noches,
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho escuchar discos de jazz, un poco de clásica, y algo de blues. También están cerquita Enya y Wim Mertens... Un beso grande.

      Eliminar
  10. Tu blog, ese sitio acogedor en el que encuentro cabida. Gracias por compartirlo José Luis. Si gana la literatura, todos ganamos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy poco original al repetirlo, Carmela, pero es un principio básico de la literatura: un libro sin lectores es un cajón sombrío, dormido en las sombras... Cada mirada deja en las páginas un poco de luz. Y tú eres una de las voces que han hecho de este blog un espacio de diálogo y convivencia. Y te estoy muy agradecido por ello. felices fiestas.

      Eliminar
  11. Me gusta la filosofía de este blog, tu manera de mirar las cosas, y tu ética artística, por decirlo así. Creo que sabes llamar a las cosas por su nombre, claro. Que paséis unos buenos días de Navidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué atinado resumir la entrada bajo el aserto: "Ëtica del blog". Justa lectura porque mi anotación, tras el millar de entradas, intentaba aclarar que no es un púlpito ideológico sino el taller abierto de un escritor. Y naturalmente, en ese taller habitan el ser biográfico y el sujeto literario. En mi caso, debo decir que se parecen mucho... Un fuerte abrazo y felices fiestas.

      Eliminar