miércoles, 23 de diciembre de 2015

ENTREVISTA EN RIVAS-VACIAMADRID. ADIÓS A 2015

Entrevista en Rivas
Fotografía de Javier Cabañero

ENTREVISTA EN RIVAS: ADIÓS A 2015)

N: prepararon el cuestionario Santiago, Borja y Mónica (Ex-alumnos)

Nosotros: Pocos lugares han tenido en un tiempo muy corto los cambios de Rivas-Vaciamadrid. ¿Le gusta nuestro pueblo?

J. L. Morante: Si, es una ciudad clave en mi vida personal, tanto en el trabajo (como sabéis llevo dando clases en el instituto veinte años), como en mi literatura, porque viviendo aquí se han editado mis libros y he  impulsado con algunos amigos una buena cantidad de proyectos literarios.

N: Como profesor de Historia, ¿Le apetece comentar los recientes resultados electorales?

JLM: No, y espero que entendáis esta postura; mis opiniones personales no cuentan mucho. Además todos ganaron, según los portavoces de los partidos. Voté al partido de siempre, mi ideología no ha cambiado con el tiempo; los mensajes emergentes no me deslumbran.

N: ¿Sigue llevando cada día un libro nuevo al instituto?

JLM: Sí claro, las buenas costumbres no deben perderse; así que sigo sin móvil en mi maletín de trabajo y sigo con la incansable compañía de los libros en papel. Mis hijas se empeñan en regalarme no sé qué cosa que contiene mil libros reunidos, pero no sé vivir sin el olor de la tinta, los dibujos de cubierta, las anotaciones a pie de página, los apuntes a lápiz…

N: ¿Los alumnos de ahora son distintos?

JLM: Creo que soy yo quien mira los nuevos cursos con otros ojos. Los actuales alumnos prefieren otras formas de ocio, pero yo sigo empeñado en una formación humanística, en transmitir contenidos y valores… Y quiero creer que mis explicaciones siguen gustando.

N: ¿Qué libros leerá estas vacaciones?

JLM: Debo completar algunas reseñas comprometidas, pero estoy terminando la novela Una amiga estupenda, de Elena Ferrante; los libros de poesía siguen inundando mi mesa; aquí están las novedades de Antonio Manilla, Marta Sanz,  Fani Papargeorgiou . Y quiero leer de inmediato Taller del autor, las anotaciones autobiográficas de Javier Egea…

N: ¿Y qué lecturas nos recomendaría a nosotros?

JLM: Lecturas atemporales, que no dependen de las modas cinéfilas o de la publicidad editorial. Siempre hay que volver a libros que nos reciben con las manos abiertas: Cuento de Navidad, de Charles Dikens, Proverbios y cantares, de Antonio Machado, y seguiría con El Principito, La metamorfosis… pero no quiero cansaros más, solo dar las gracias por esta conversación tan grata.

N: Gracias profe, por dejarnos entrevistarte, nos lo han puesto en Filología como ejercicio común. Por cierto, ¿Darías  clase en la universidad?

JLM: Demasiado tarde para intentarlo; cada año me conformo con volver de vez en cuando con alguna conferencia o lectura poética. El recibimiento de alumnos y profesores suele ser entrañable. Un abrazo y felices fiestas.   

  


4 comentarios:

  1. Los años van dejando en mis manos muchos rostros de antiguos alumnos. Algunos siguen cerca, cursan estudios universitarios y sus voces me llegan para explicarme inquietudes y sueños. Los alumnos nuevos me dieron un abrazo, me regalaron algunos libros y se despidieron con palabras hechas de afectos. Tres alumnos de hace casi un lustro aparecieron para charlar un rato sobre vida y poesía. Y desde aquí les doy las gracias por su regreso a la memoria y por el respeto cordial que percibí en sus cuerpos crecidos. Rivas es mi casa. Ellos lo saben.

    ResponderEliminar
  2. Entiendo la satisfacción y el agrado con el que presentas esta entrevista. Esos alumnos que han estado en tus manos y que te recuerdan son un regalo. Y dice mucho de ti... Yo también trabajo en un instituto de Madrid y cuando te paran los antiguos alumnos por la calle, para saludarte, te alegran el día... Así que una entrevista...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que compartimos horas laborales; para mí ha sido un trabajo esencial que ahora se encamina hacia su recta final. Vivo y trabajo en Rivas desde hace treinta años y ya cumplo el ciclo de que alumnas mías del incio son ahora madres y padres de los nuevos alumnos y es mágico ir viendo cómo se han abierto futuro, cómo recuerdan las clases y mis manías lectoras... Es verdad, es un verdadero privilegio. Que tengas un feliz año nuevo y reitero mi gratitud por tus paseos en estos puentes.

      Eliminar
    2. Algunos compañeros les llaman "nietos pedagógicos". Reconforta ver que la vida sigue, aunque nos haga parecer "mayores". Seguiré transitando por tus puentes. Un abrazo.

      Eliminar