jueves, 29 de junio de 2017

IRREPARABLE TIEMPO

Pórtico lateral de San Vicente (Ävila)


AFORISMOS  EN ÁVILA 

 Minucia interna; no encuentro en mi interior nadie en quien confiar.


Si miras con atención el lugar que ocupas, donde estás no hay nadie.

  
En el apagado discurrir del tiempo, adanes primigenios que aguardan todavía una manzana.

  
En la madeja de la gratitud se apelmazan los hilos sueltos.


 En la poesía bucólica, espontánea colaboración de una coral ecológica: piedras, juncos, pájaros y nubes…


Carne tranquila. Senectud.


 Para las conversaciones con desconocidos los intermediarios más eficaces son la elusión y el silencio. 


La poesía es un yo caligráfico, angustiado por su propia identidad.


La autonomía imaginativa del sueño requiere folios blancos por su inclinación a lo imposible.

  
El subconsciente poético confía en el potencial de los precursores.


Punto de fuga. Nostalgia de un lugar que no existe.

                                     (En preparación)

4 comentarios:

  1. Hoy tus aforismos me han hecho que me sienta con una gran dosis de inquietud interior.
    Tremendo el segundo aforismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis disculpas, Tracy, por la angustia; ya sabes que en su pequeñez los aforismos suelen ser impertinentes y pretenciosos. Como sistemas filosóficos propicios al solitario. Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. El viento de levante pinta de un ligero fresco toda la casa y tus maravillosos aforismos dejan un tono triste a mi alrededor.
    Es una delicia leerte.
    Soy yo la que tiene frío.
    Un gran abrazo y como siempre, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María, a mí me encanta el frío tal vez por esos años de infancia en Ávila, o porque el frío reclama la calidez del abrazo. Disfruta mucho del mar. Es verdad que en mi escritura siempre hay un cristal transparente por el que se asoma la incertidumbre. Soy así. Un fuerte abrazo.

      Eliminar