viernes, 16 de junio de 2017

LA COLECCIÓN WASABI

Títulos de la colección Wasabi
Takara Ediciones
Dirección:
Rosario Troncoso  y Carmen  Sotillo

SOBRE PULSACIONES

   Hay idearios estéticos que entienden la escritura lírica como un ejercicio de modesta sumisión a funciones verbales, y existen autores que entienden la poesía como un organismo vivo hecho de latidos y pulsaciones, en el que habita un protagonista ficcional que aglutina sedimento vital, emociones y pensamientos y que va mudando en su identidad en el devenir de un tiempo contradictorio. Pertenezco a estos últimos.   Junto a mi trabajo en el aula, ha ido creciendo la literatura. El itinerario creador comienza en 1990 con la publicación del poemario Rotonda con estatuas, un libro intimista cuyos versos reforzaban cierta sensación de desamparo, como si lo real demasiadas veces solo ofertara el tacto frío de la intemperie. Es un motivo recurrente del autor que vuelve a tener presencia en obras como Enemigo leal, Población activa o Causas y efectos; al cabo, la poesía no es sino una forma de aspirar a la verdad, un intento de resolver incertidumbres y obsesiones de la intimidad personal.
   En esta selección propia, acogida bajo el título Pulsaciones, habita una amplia muestra del discurso poético. El balance incorpora, junto a los poemas más representativos de los libros editados entre 1990 y 2013, una compilación de inéditos que pone ante el cristal la poesía de madurez. Recluida en el ahora, la materia del poema se polariza en la distancia que recorren en común sujeto y entorno. Más allá del viaje interior del ser ante el espejo de su existencia, la ventana de las palabras muestra la niebla de lo diario. El poeta no es ajeno a las preocupaciones de un tiempo histórico en el que son caminos hacia ninguna parte los retos de la inmigración –argumento central del poema “Nómadas”- la barbarie del terrorismo fundamentalista – impulso de los versos de “Francotirador”- o el diagrama oblicuo independentista que agrieta, distorsiona y socaba la idea de un país común como espacio múltiple de convivencia – preocupación expresada en poema “España”- y sobre todo la vocación del yo por hacer de los sentimientos una auténtica esperanza. Los años han pasado, pero en el mapa de ruta no han variado las estaciones principales  que corroboran su identidad poética. Antonio Machado, Blas de Otero, Ángel González o Jaime Gil de Biedma, junto a algunos poetas contemporáneos, cuyos reflejos pausados iluminan el taller literario son los pilares básicos sobre los que se levanta Pulsaciones, un libro que se desliza con el ritmo sosegado del diálogo, con la voz de quien sabe que en cada amanecida, bajo la ventana ensombrecida del desgaste y la decepción, hay que empezar de nuevo. 
         

1 comentario:

  1. Las notas sobre mi antología "Pulsaciones" son el núcleo de mi intervención en la Fundación Carlos Edmundo de Ory. Allí tuve el privilegio de compartir mesa con Rosario Troncoso, poeta y editora, que ha realizado el prólogo del libro, con el poeta Javier Vela, responsable de la Fundación, y con la periodista María Ángeles Robles, que hizo una magnífica lectura personal de mis poemas. A todos muy agradecido. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar