domingo, 25 de febrero de 2018

LA NORIA DE LOS DÍAS (AFORISMOS)

La noria de los días
(San Agustín, Florida, 2010)
Fotografía de
Adela Sánchez Santana

LA NORIA DE LOS DÍAS

Viajar es un remedio posible para la fe.
la duda no hay que curarla; no es una enfermedad

Juan Ramón Jiménez



Cada náufrago reclama para sí la madera raída.


En los espejos la imagen desvaída del futuro, sin alzar los ojos ni una sola vez


Perseverar apostado frente a la fijeza del paisaje, con la tenacidad zancuda de las grúas.


Frente a la montaña  los argumentos piden cara o cruz: escalar o pasar de largo.


Luz dormida en la mansedumbre del estanque y los ojos infantiles que  nada saben de la refracción.


Acaso, esto y aquello. Marejadas, borrascas, nubes y claros. Meteorología de poeta.


La escritura y yo,  restaurante discreto en el que solo hay sitio para dos comensales.


Alguien escribe. Soy parte de la trama. Un personaje episódico.


En la lisura del cristal los aspersores del jardín difunden transparencia. Mi casa y el día que declina. Pienso en aquella línea de Jorge Luis Borges: “No pasa un día en el que no estemos, un instante, en el paraíso”. Espejismos.


Que el desconcierto no sea obstáculo interpuesto; camina junto a él.

                                                          (Del libro Motivos personales)




8 comentarios:

  1. Duda, desconcierto y contradicción, elementos necesarios para la noria poética hasta en don Antonio Machado. Gracias amigo por tu velar continuo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por tu último concierto-recital, querido Luis, y mi gratitud por hacer de tu tiempo un camino abierto a la amistad. un gran abrazo.

      Eliminar
  2. igualmente, Luis, esto sigue -y disculpa el tópico- como una incansable noria de días con tareas nuevas en cada cangilón. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Que el desconcierto no sea un obstáculo interpuesto: camina junto a él .

    Buen final para estos aforismos.

    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo, a ver si hay suerte y llega pronto tu libro; lo de Correos es uno de los misterios de lo diario; así que toca ser pacientes y buscar mientras el refugio hospitalario de otras páginas. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Ya sabes que me gustan todos, aunque unos más que otros, hoy por ejemplo me quedaría con: el de "la escritura y yo...", el último y el que ha dado lugar al de Borges.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre el gusto personal no hay discusión posible, Tracy, porque cada lector añade al texto su interpretación subjetiva, su forma de ver la frase. Un fuerte abrazo.

      Eliminar