domingo, 9 de mayo de 2021

EN TORNO AL CUERPO

Sueño intacto
Imagen
de
internet

 

EN TORNO AL CUERPO
 
Ser poeta hasta el punto de dejar de serlo
 
CÉSAR VALLEJO
 
 
El deseo, esa moneda que se lanza al aire y permanece flotando.
 
La voz dubitativa del pudor suena a invierno; escarcha la piel.
 
Si te miro, la pupila es incisión, herida.
 
Persuasión pedagógica de la paciencia; solipsismo solo atento al temblor sigiloso de  los astros.
 
Siempre en la mano, la pequeña magia del final.
 
Hay cuerpos que consiguen poner la noche en claro.
 
Esa parte de ti dispuesta a compensar la inoperancia cromática del día laborable.
 
El vaivén tranquilo del mar del tiempo intenta desmentir que soy un náufrago.
 
Mientras duermes  el misterio de la insinuación, el no sé qué que queda balbuciendo.
 
(Celebración de la primavera)
 
 

6 comentarios:

  1. Tajantes estos aforismos para reflexionar, querido José Luis.

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría tu regreso a estos puentes de papel, querido David; son un pleno homenaje a la belleza, a esa razón de vida y tacto fuerte que deja entre las manos la belleza. Mil gracias por tu amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ocasiones, hay que sacar la falta de tiempo de donde sea para leer escritos magistrales como los tuyos, maestro. Gracias a ti por tenderme tu amistad en el otro extremo del puente.

      Eliminar
    2. Solo un ruego, que la lectura nunca sea obligación sino afecto, que sigamos construyendo estos puentes de amistad y alegría.

      Eliminar
  3. Qué hermosos y contundentes aforismos.
    ¡Enhorabuena, poeta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu lectura, querida poeta; recuerda aquellos versos de RilKe: detrás del lenguaje está lo indecible; y así sucede en la casa de mi soledad donde el deseo pone luz y abrigo, convulsiona la sombra.

      Eliminar