viernes, 21 de mayo de 2021

VV.AA. SOMOS. GENIALOGÍAS (ANTOLOGÍA V ANIVERSARIO)

Somos
Genialogías
Antología V Aniversario
VV.AA. 
Coordinación de Isabel Miguel
prólogo de Gema Palacios
Ediciones Tigres de Papel
Edición no venal de Asociación feminista de Mujeres Poetas
Madrid, 2020

 

SOMOS, ESTAMOS

 

   Todavía hay una notable diversidad de planteamientos en torno a la identidad sexual y su regulación legislativa, más allá del determinismo biológico. Desde ese debate abierto que requiere una aportación colectiva y diferencial, entendemos Somos. Genialogías, compilación de voces femeninas coordinada por Isabel Miguel, como un gesto dialogal, una conversación abierta en la que se descubren los tejidos interiores del yo femenino, asentados en una circunstancia histórica mudable, que comparte, desde la verdad habitable del poema, sensibilidades que integran reflexión, emociones e incertidumbre.
    El preludio de Gema Palacios, Presidenta de Genialogías, apuesta por reforzar el lenguaje comunicativo de su entrada con el recuerdo de Alejandra Pizarnik: “Cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa”. De este modo, el neologismo “Genialogías” propone un abrazo entre genias o presencias singulares de alta definición intelectual, y genealogías, raíz, origen, amanecida que se apresta a un largo recorrido de exploración y búsqueda. El término permite establecer una mano abierta de posibilidades, a pesar de que, como ratifica el prólogo que celebra el quinto aniversario, “nos aguarda por delante un sendero sinuoso, repleto de zarzas que tendremos que retirar del camino, pero no me cabe duda de que la presencia y la voz de las poetas será cantada y contada a las generaciones venideras”.
   Con estas coordenadas de situación, Isabel Navarro perfila el cauce natural de Genialogías como una suma de experiencias personales que arranca en Madrid el 5 de octubre de 2013. Su pulsión inicial emana de las poetas Yaiza Martínez y Juana Castro. Aquella propuesta, convertida en Asociación en 2015, con la presidencia de María García Zambrano, reivindica la tradición de la poesía escrita por mujeres. Un largo río en el tiempo, trascendido a través de impresiones y recuerdos, sensaciones y sentimientos que nunca enmascaran la voz polifónica. En sus frutos se ve reflejado el abrazo entre feminismo y literatura, la certeza de ser y estar, superando cualquier ubicación periférica. El esfuerzo se ha concretado en acuerdos con el sello editorial Tigres de Papel para el rescate de autoras que representan espacios germinales de lo femenino, como  ha sucedido con la obra de María Victoria Atencia, Juana Castro, Julia Uceda, Francisca Aguirre, Dionisia García o Ana Rossetti. También se reivindica una dignidad igualitaria y asumida por el sector editorial y su funcionamiento interno en premios literarios y eventos culturales que superen cualquier tentación de endogamia y paternalismo. En suma, hay que entender Genialogías como un proceso, como una senda en marcha que siembra interrogantes y futuro.
  Quien se acerca a Somos, tras el trazado teórico que ya hemos comentado, se encuentra con un cántico celebratorio de casi setenta voces que abre la mano a la palpable plenitud de la belleza. Es certeza nuclear que una antología no se define por sus propósitos sino por la calidad de sus textos y en el colmado balance de poemas, que inicia Rosana Acquaroni con “Rendida por el cansancio”, hallamos un inventario de diversidad y enfoques. Hay poemas enunciativos y textos que reivindican, hay incisiones en la biografía personal y sondeos en la queja y en el proceso erosivo que protagoniza el paso del tiempo. Poesía que pone sus luces de situación sobre un ahora cuajado de extrañeza que todavía necesita la fuerza de las palabras para que la luz crezca fuerte y potencie una claridad expandida. Entre las páginas las voces de Marta Agudo, Nieves Álvarez Martín, Verónica Aranda, Ana Ares, Idoia Arbillaga, Ángeles Mora, Esther Muntañola, Berta Piñán, María Ángeles Pérez López o Isabel Miguel que conexionan temas y dejan las palabras en red para preservar espejismos e incertidumbres.
   El rumor tanteante de la historia requiere asumir las asimetrías del pasado y abrir cauce a una visión más ajustada y plural del yo femenino, anulando cualquier tiempo de reclusión, marginalidad y silencio. Es hora de diluir distancias y buscar caminos sin atajos discriminatorios y con presencia equitativa de derechos. Y en este intenso quehacer también la escritura es árbol fuerte en medio del paisaje. Celebramos este quinto aniversario de Genialogías; celebramos el activismo de esta caligrafía que hace de la plena igualdad sexual una tarea de todos.
 
JOSÉ LUIS MORANTE
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario